¿Equidad?

Botica

Jorge Mélen­dez Preciado

Las elec­cio­nes que habrá en julio mues­tran que la demo­cra­cia mexi­cana va en retro­ceso. Ello por­que existe apoyo ofi­cial al par­tido en el gobierno, lo cual desde tiempo atrás se veía a tra­vés del envío de millo­nes de car­tas de pro­gra­mas socia­les, dinero a mon­to­nes para becas, salud e incon­ta­bles anun­cios tele­vi­si­vos. De las seis enti­da­des en las cua­les ten­dre­mos cam­bio de man­da­ta­rio, según las encues­tas, úni­ca­mente en Que­ré­taro triun­fará el PAN. Curioso, en un estado donde el ante­rior dés­pota, Igna­cio Loyola, eri­gió un aero­puerto y una clí­nica inmensa, ambos edi­fi­cios los demo­lie­ron por su anó­mala cons­truc­ción. No obs­tante ello, triunfó el albia­zul, Fran­cisco Garrido Patrón. Repre­sor en toda la línea, lo mismo hizo apre­sar a Con­cep­ción Moreno, una señora que daba apoyo a los migran­tes que pasa­ban por ese terri­to­rio; mandó dete­ner a Jacinta Mar­cial, Alberta y Teresa, acu­sa­das de “pla­giar a Afis”, y en su último informe posi­bi­litó que repri­mie­ran al poeta Julio Figue­roa, quien pro­testó por el ase­si­nato de Anto­nio Her­nán­dez a manos de un millo­na­rio exo­ne­rado. ¿Por qué no obs­tante esos atro­pe­llos e inmen­sos des­po­jos el panismo sigue dueño de Que­ré­taro? Gra­cias a las “accio­nes” socia­les, muchas de ellas pro­ve­nien­tes del cen­tro del país, entre las que se cuen­tan: becas para alum­nos con 77 años de edad, reparto de des­pen­sas, dinero a gru­pos vul­ne­ra­bles y hasta la com­pra de algu­nos viva­les que se pre­sen­tan como opo­si­to­res bajo las siglas del PRD y otras fran­qui­cias. Lo mismo que hacía el PRI, ahora bajo la som­bra de un par­tido que se decía honesto. Tiene razón Pepe Reve­les en: Las manos sucias del PAN, el alumno ha supe­rado al maes­tro. La polí­tica sin ética con­ti­núa. ¿Hasta cuándo?

Preo­cu­pa­dos, aun­que no tanto

Tele­visa está en difi­cul­ta­des finan­cie­ras por sus prés­ta­mos con el exte­rior. No obs­tante, saben qué aquí todo mar­cha ale­gre­mente pues no se le toca ni con una mínima san­ción. Lo cual exhibe, nue­va­mente, el poder real en México.

Exa­brup­tos

Sin con Vicente Fox la polí­tica exte­rior fue un car­na­val, en la actua­li­dad resulta una tra­ge­dia. La burla de Nico­lás Sar­kozy a todos los pode­res, se dio por­que en Los Pinos no saben quié­nes son los per­so­na­jes que invi­tan ni cómo enfren­tar los pro­ble­mas. Dife­ren­tes com­pa­ñe­ros en los medios aler­ta­ron sobre el faja­dor que venía con la prin­cesa ape­te­cida. Nadie hizo caso. Luego sur­gie­ron los aspa­vien­tos con­tra Esta­dos Uni­dos por decla­ra­cio­nes inci­si­vas aun­que en gene­ral cier­tas: hay un terri­ble pro­blema con el nar­co­trá­fico. Incluso, en este caso, se echó mano del viejo nacio­na­lismo, el cual es con­tra­dic­to­rio con el nuevo papel del blan­quia­zul, afi­liado a la ODCA , cuyos diri­gen­tes son Manuel Espino y el esqui­zoide de Fox. Fer­nando Sava­ter dice en: Con­tra las patrias “todo nacio­na­lismo es una teo­cra­cia explí­cita e implí­cita”. Tal vez por eso el dios into­ca­ble muda de pare­cer y nadie reclama. Menos

Ger­mán Mar­tí­nez que dis­culpa a Cars­tens de los abu­cheos que recibe, fes­teja que Moli­nar sea corre­li­gio­na­rio leal y a cada rato dice: “sigo insis­tiendo” (sic).

Regre­sión

Nue­va­mente Pue­bla está en la mira. Ahora, debido a que la alianza PAN-PRI, con el cama­leó­nico Panal, logró que en el Con­greso del estado fuera supri­mido el aborto, sin impor­tar las cir­cuns­tan­cias del emba­razo, y san­cio­nara la euta­na­sia. La reso­lu­ción se logró, no obs­tante que Bea­triz Pare­des y hasta Emi­lio Gam­boa envia­ron a com­pa­ñe­ros para evi­tar que Othón Bai­lle­res, jefe de los dipu­tados loca­les, lograra sus pro­pó­si­tos. Frente a éste, Rocío Gar­cía Olmedo, Alberto Arriaga y otros tri­co­lo­res se unie­ron a muje­res, acti­vis­tas socia­les y jóve­nes que no salen del asom­bro al darse cuenta que el oscu­ran­tismo no es algo del pasado, más bien está pre­sente. Habrá con­tro­ver­sia cons­ti­tu­cio­nal al res­pecto. Lo grave del asunto es que, según algu­nos, fue un ensayo para que el ejem­plo cunda a lo largo del país. Alto a los yunquistas.

Pasado y presente

Los sexe­nios de Lázaro Cár­de­nas y Manuel Ávila Cama­cho dan idea como la polí­tica varía para mal. Mien­tras en el pri­mero hubo avan­ces en diver­sos sen­ti­dos, el segundo trajo el retro­ceso y la corrup­ción. Incluso a su her­mano, Maxi­mino, se le llamó desde enton­ces: “El quince por ciento”, ya que eso pedía a quie­nes le soli­ci­ta­ban con­tra­tos guber­na­men­ta­les. México moder­ni­dad y corrup­ción en los cua­renta de Step­hen R. Niblo es un tra­bajo excep­cio­nal acerca de la his­to­ria inolvidable.

Perio­dista de la RMC
Correo elec­tró­nico: jamelendez@prodigy.net.mx

El siguiente es un ejem­plo de cómo debe citar el ante­rior artículo:

Melén­dez Pre­ciado, Jorge, “¿Equi­dad?”, en El Finan­ciero,
México, 17 –III– 2009, Botica, Cultura