RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

Comunicación, amor y otras salvedades

Descargar artículo:
  •  Tenemos olvidada la forma de relación humana más plena: la comunicación interpersonal.
  • ¿Cuántos se pueden jactar de lograr establecer una satisfactoria comunicación con su pareja, sus compañeros de trabajo, sus familiares o sus amigos?
Foto: "Communication..." de Bastian Sander @ Flickr

Foto: “Communication…” de Bastian Sander @ Flickr 

Por Omar Raúl Martínez

* Publicado en la sección cultural de El Financiero, 29 de noviembre de 2006.

Hablar hoy de comunicación lleva, casi siempre de manera irremediable,  a la tecnología, la modernidad, la política… Y entonces emergen paradojas que inquietan, confunden y aguijonean la conciencia: comunicadores, analistas y comunicólogos se afanan y ufanan ya sea en difundir informaciones o estrategias para mejorar la marcha de la sociedad, o en desmenuzar las complejidades de los diversos procesos comunicativos, o en señalar flamígeramente las inepcias de la comunicación política… Y sin embargo tienen (tenemos) olvidada la forma de relación humana más plena: la comunicación interpersonal.

¿Cuántos se pueden jactar de lograr establecer una satisfactoria comunicación con su pareja, sus compañeros de trabajo, sus familiares o sus amigos? ¿Qué importancia le damos al prototipo medular de la comunicación humana: el diálogo, la retroalimentación y el encuentro vivos?

***

Creo que no hay forma de comunicación más compleja y a la vez profunda y misteriosa e incierta o imprevista como la de relación de pareja. Todo depende del grado de enamoramiento o compenetración mutua; pero también de los objetivos que se asuman en común.

***

Comunicarse tras el epílogo de una relación amorosa es como desbordar los sentires, las minucias, los goces, los pesares, los ensueños… y la palabra comunicación deja de aprehenderse sólo como concepto.

***

Ser pareja significa comunicarse sensual, verbal, pasional, espiritual, afectiva y silentemente.

***

En ocasiones bien vale la pena encerrarse en el silencio… para escuchar cómo resuena nuestra propia voz.

***

Dialogar con el espejo permite re-conocer  ese otro alguien que también soy.

***

Pienso que una porción considerable de los problemas humanos, sea a nivel institucional o familiar o fraternal o de pareja, reside en insuficiencias o tumoraciones o incapacidades o enigmas o contrariedades o etcéteras de naturaleza comunicativa.

***

Idea que crece torcida… jamás el prejuicio endereza.

***

A veces el vino abre puertas: puede desinhibir a la persona más hermética para conocer un poquito de su hondura vivencial. Es como un brebaje que desanuda  la lengua, los sentidos, el miedo, y desnuda y descubre lo inescrutable en la sobriedad.

***

Interpretar por cauces equívocos  –escépticos o prejuiciosos o llenos de recelo o de oculto resentimiento–   actitudes, palabras, gestos y silencios: he allí la raíz de infinidad de conflictos personales.

***

Cuándo la muerte o la finitud de un ciclo nos acechan, el diálogo interno se hace más vivo.

***

Volcar nuestra íntima  expresión, poder comunicarse, muchas veces permite liberarnos.

***

La comunicación se transforma o languidece más por confianza o desconfianza que por la distancia.

***

En su primera sílaba la palabra Comunicación lleva su raigambre de unión y compañía, y a su vez abreva y se hace humana a partir de otras como Co-mprender (compartir e intercambiar el entendimiento), Co-rresponder (responder al otro en idéntica proporción), Co-laborar (trabajar en coordinación para un fin común)  y co-mpasión  (compartir la pasión  y el sentimiento).

¿Comprender, corresponder, colaborar y acompañar la sensibilidad, serán las únicas matrices de la comunicación interpersonal?

Descargar artículo:
A %d blogueros les gusta esto: