RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

¿Marcará Alibaba una nueva era del comercio electrónico?

Descargar artículo:
  • Si el mundo entró a la era de los buscadores con Google y pasó a la era de las redes sociales con Facebook, la incógnita es si con Alibaba se marcará la era del comercio electrónico, sobre todo cuando no es una empresa nacida en Silicon Valley, Estados Unidos, sino en Hangzhou, China.

Logo Alibaba

 A innovadores como OK-Rayo TV

Por Raúl López Parra

Ma Yun en China, Jack Ma en el extranjero, es el hombre más rico del gigante asiático e incluso Bloomberg ya lo sitúa como el más rico de Asia, con una fortuna valorada en 28 mil 300 millones de dólares.

Su dinero creció exponencialmente el 19 de septiembre pasado, día en que su empresa, Alibaba, entró rompiendo récords en la Bolsa de Valores de Wall Street. La venta de acciones registró la mayor oferta pública inicial de una compañía en la historia de Estados Unidos. Los títulos bursátiles abrieron la jornada en 68 dólares por acción y cerraron en 90. Jack Ma posee el 7. 8% de éstos.

Alibaba ya superó en valor bursátil al gigante de los supermercados Waltmart y dejó más atrás a IBM y Facebook. Está muy cerca de alcanzar a Apple, pero aún queda lejos de Google.

Si el mundo entró a la era de los buscadores con Google y pasó a la era de las redes sociales con Facebook, la incógnita es si con Alibaba se marcará la era del comercio electrónico, sobre todo cuando no es una empresa nacida en Silicon Valley, sino en Hangzhou.

En estricto sentido, Alibaba, que surgió en 1999, no inventó ninguna tecnología, ni siquiera el modelo de compras en línea. Antes de su aparición ya existía Amazon, creada en 1996 como una tienda virtual de libros, que ahora oferta todo tipo de artículos; y ese mismo año nació Ebay, la mayor plataforma de subastas por internet, empresa que a su vez compraría a Paypal, el servicio de pago electrónico fundado en 1998.

Dominio del mercado electrónico

Si es así, entonces ¿por qué tanto entusiasmo con Alibaba? Primero, porque conjunta tres compañías en una. Ofrece los mismos servicios y factura más que Amazon, Ebay y PayPal juntas.

Segundo, porque esta compañía es el futuro modelo del comercio electrónico, mismo que ya es el presente de los consumidores chinos. Baste con revisar las cifras. En China, el 80 por ciento de las compras en línea se hacen en los distintos sitios web de Alibaba como Taobao, una plataforma para el comercio de consumidor a consumidor (parecido a mercadolibre.com) y Tmall, plataforma para las ventas de negocio a consumidor (aquí las grandes marcas como Nike, Adidas venden directamente sus productos). Además, todas las transacciones se pagan con su servicio Alipay.

La  mayorías de las compras por internet se hacen a través de dispositivos móviles.

La mayoría de las compras por internet se hacen a través de dispositivos móviles.

De hecho, los datos más recientes revelados por la compañía refieren que de cada 100 pagos electrónicos, 54 se hacen através de dispositivos móviles. Es decir, la mayoría de los consumidores compran en sus teléfonos celulares o ipads y cada vez menos en sus computadoras. En el Tíbet se ha registrado que el 60% de las compras en línea se hacen con celular utilizando el sistema de pago Alipay.

Alipay, que fue lanzado en 2004, suma 300 millones de usuarios y procesa 80 millones de transacciones diariamente. Esto es ocho veces más que su competidor estadounidense PayPal. Además, Alipay permite a los consumidores chinos pagar sin necesidad de tener tarjeta de crédito, lo que no pasa con Paypal.

Dado su volumen de operaciones y su valor bursátil, Alibaba es la compañía de comercio electrónico más grande del planeta que opera en el mercado en línea más grande del mundo: China. Se estima que en este país 193 millones de personas son asiduas compradoras por internet. Además, debe considerarse que esta cifra apenas representa el 14 por ciento de la población y es apenas el 50% de las personas con acceso a internet. Queda un futuro prometedor para esta industria.

Tampoco debe perderse de vista el ascenso de la clase media china, cuyas estimaciones proyectan que en los próximos 20 años crecerá de 200 a 800 millones de personas.

¿Por qué compran en línea? 

Si se pregunta por qué a los chinos le gusta comprar por internet, sobre todo a los jóvenes, las razones van desde la conveniencia de encontrar mejores precios hasta por la pereza de salir de casa. Comprar en línea suele ser más barato que en las tiendas físicas; se encuentran productos que no están disponibles en el lugar de residencia de los clientes. Si una persona vive en Beijing puede adquirir artículos que sólo se venden en Shanghái.

En Taobao se ofertan auténticos  aguacates y nopales mexicanos, según la publicidad.

En Taobao se ofertan auténticos aguacates y nopales mexicanos, según la publicidad.

El público encuentra prácticamente de todo, desde tornillos hasta la renta de “novios” para evitar la presión de los padres. Incluso se ofertan aguacates y hasta nopales mexicanos, que prometen ser auténticos. Los artículos o servicios se entregan a domicilio en un rango de dos a tres días, dependiendo de la distancia, e incluso el mismo día si el vendedor es de la misma ciudad. El costo del envío es muy bajo y se garantiza la seguridad del producto.

El fenómeno de las compras en línea se ha extendido a tal grado que ya comienza a ser un dolor de cabeza para los centros comerciales. Es común la práctica de personas que acuden a las tiendas para probarse la ropa y ver qué talla les queda mejor o para ver físicamente los productos. Después van a casa y ordenan los artículos vistos por internet a un precio menor. Aunque también existe el lado negativo: el artículo puede ser una copia.

Taobao, el tesoro de Alibaba

Los vendedores en línea se ahorran los gastos de personal, así como la renta de locales y traducen esos beneficios a los consumidores. En Taobao (que en mandarín se traduce como “buscando el tesoro”) sólo los ciudadanos chinos pueden abrir una tienda en línea y, a diferencia de los servicios como Mercado Libre o Ebay, no tienen que pagar ninguna cuota por mantener la tienda virtual o por las transacciones.

Aquellos vendedores que quieren aparecer en los primeros lugares del buscador o quienes buscan mayor publicidad de sus productos deben pagar una cuota. En estos servicios plus es donde Alibaba gana dinero.

De hecho, este esquema fue el que le permitió a Alibaba derrotar a Ebay en China. Mientras que la empresa estadounidense cobraba comisiones anuales por las tiendas virtuales y por las transacciones, Taobao mantenía su servicio gratuito.

La idea de lanzar Taobao o surgió en 2003 cuando Alibaba ya estaba ampliamente posicionado y podía darse el lujo de arriesgar capital en este proyecto. En tres años no registraron ganancias. Fue un movimiento arriesgado pero Jack Ma se impuso. Ma solía decir que hasta que los vendedores en Taobao o Alibaba comenzarán a hacer dinero con su ventas de productos es cuando su compañía podía comenzar a pedirles dividendos.

De acuerdo con Liu Shiying y Martha Avery el corolario del modelo de Jack es que “los primeros cinco dólares de ganancia deberían permanecer en los bolsillos de los clientes y sólo hasta que Alibaba les hubiera ayudado a ganar 50 dólares, es cuando Taobao les pediría cinco”.

Al final, como era de esperarse, los chinos abandaron Ebay y comenzaron a abrir sus tiendas en Taobao. En dos años se convirtió en el sitio de ventas C2C número uno de China. Y lo sigue siendo.

Alibaba es el Google del comercio electrónico

Las diferentes compañías que integran el corporativo de Alibaba.

Las diferentes compañías que integran el corporativo de Alibaba.

Si hasta este punto aún no pondera los datos ofrecidos, entonces piense que Alibaba es como el Google pero de los negocios; integra todos los servicios del comercio electrónico en un mismo corporativo. Veamos: es una tienda en línea, un buscador de productos, un banco, una aplicación para hacer compras en dispositivos móviles, un monedero electrónico, una red social, un servicio de chat entre vendedores y compradores, una tienda de descuentos.

También es un equipo de futbol y un portal de videos. Éstos últimos son negocios en los que incursionó Alibaba tras comprar el 18% de acciones en Sina Weibo, que opera Weibo (un microblog similar a Twitter), así como las plataformas Youku y Tudou, versiones chinas de YouTube. Del mismo modo, Alibaba compró la mitad de Guangzhou Evergrande, el equipo de futbol más exitoso de China. Quizá un capricho de Jack Ma.

Jack Ma, un visionario

Y si Alibaba no inventó la tecnología, tampoco su fundador es un ingeniero ni un genio en informática. Jack Ma es un hombre feo que hace lo que los hombres guapos no pueden hacer, al menos eso es lo que dijo en alguna ocasión su esposa, Zhang Yin, para explicar porque se casó con él.

Este hombre de baja estatura y de complexión delgada, que nació en una familia modesta el 15 de octubre de 1964, en Hangzhou, provincia de Zhejiang, que falló en dos ocasiones sus exámenes para entrar a la Universidad Normal de Hangzhou, donde en su tercer intento estudió inglés para ser maestro y se ofrecía como guía turístico a cambio de practicar el idioma (uno de los turistas lo bautizó como Jack), este hombre en tan sólo 15 años creó una de las companías más poderosas del mundo, que ha puesto a los chinos a consumir prácticamente de todo en internet.

A Jack Ma le han llamado el Steve Jobs de China y también le han equiparado con Bill Gates. Pero quien conoce su biografía entiende que Jack Ma sólo puede compararse con Jack Ma. Más que genio es un visionario. Y en los negocios ver lo que otros no ven es la clave del éxito. Por ello fue nombrado como una de las personas del año 2014 por la revista Time.

Gráfico de la revista Times que nombró a Jack Ma uno de los personajes de este  2014.

Gráfico de la revista Times que nombró a Jack Ma uno de los personajes de este 2014.

Divertirse innovando

Jack Ma ya es una leyenda viviente. Un hombre que hace 15 años previó el ascenso de China como potencia global en el desarrollo de internet y ahora apuesta por superar a los países desarrollados. Para ello, pide a los chinos que aprendan a divertirse.

“Me gradué de la Universidad Normal de Hangzhou, pero si lo hubiera hecho en Tsinghua o de la Universidad de Pekín (las universidades más importantes de China) tal vez ahora sería un investigador. Pero porque fui a la Universidad Normal de Hangzhou obtuve mi educación divirtiéndome. Lo niños que saben cómo divertirse y son capaces de divertirse tienen brillantes futuros”, expuso Jack Ma en un foro en Shanghái en el que planteó que el problema de los chinos para innovar no es por el sistema educativo escolar en sí, si no por el bajo desarrollo cultural y emocional. Son muy buenos en matemáticas pero califican mal en habilidades creativas.

Jack Ma, quien nunca estudió en el extranjero, considera que la creencia de que Estados Unidos o Europa son más innovadores que China se debe a que ellos se divierten más, creando cosas. “Nuestros emprendedores tienen que aprender cómo divertirse también”.

En el negocio de la tecnología, la innovación no sólamente es lo que ocurre en el campo de la investigación y el desarrollo, sino lo que pasa cuando haces que la tecnología esté disponible a la mayor cantidad de gente posible, explica sobre el éxito de Alibaba Marcus Wohlsen, especialista de la revista Wired.

 El encuentro con internet

Hacer que la tecnología esté al alcance de la gente es lo pensó Jack Ma en 1995, cuando tenía 31 años. En esa época hizo su primera visita a Estados Unidos como parte de un viaje de trabajo con Haibo, la compañía de traducción que él mismo había fundado.

Jack Ma cuando se desempeñaba como profesor de inglés en 1995. Imagen Porter Erisman tomada de ww.wsj.com.

Jack Ma cuando se desempeñaba como profesor de inglés en 1995. Imagen Porter Erisman tomada de ww.wsj.com.

En Seattle, un amigo le mostró un invento que cambiaría su vida para siempre. Jack Ma conoció la computadora personal y tuvo su primer contacto con internet. Estaba emocionado. Lo primero que hizo fue teclear en el buscador las palabras “chino” y “cerveza”. No hubo ningún resultado. Fue entonces cuando le surgió la idea de hacer que los productos de China estuvieran disponibles en la red.

De regreso a Huangzhou, Jack fundó China Pages, un directorio en línea para sitios chinos, el cual fue diseñado en EU. En ese tiempo pocos poseían computadora y muchos menos eran los que conocían internet. Fue a finales de 1996 cuando se fundó el primer café internet de China, en la capital Beijing, lejos de la residencia de Jack.

Pese a las dificultades, Jack Ma no sólo persistió en posicionar su sitio web, sino que incluso, sin proponérselo, fue el responsable de que el Diario del Pueblo, el principal órgano de difusión del gobierno chino, tuviera su versión en línea. Es una historia poco conocida, la cual se cuenta en el libro de Liu Shiying y Martha Avery.

Poner las noticias en la red

Jack sabía que la única forma de atraer visitantes a su página era promocionándola en los medios de comunicación. Viajó a Beijing donde organizó una conferencia de prensa a la que asistieron 30 periodistas. Como la velocidad de internet era muy lenta, Ma mostró su sitio web desde los discos duros de las computadoras que había preparado. Los periodistas estaban impresionados. Todo parecía que sería un éxito, sin embargo, no apareció ningún reporte de prensa sobre su sitio web. Jack había gastadó 30 mil yuanes en organizar la rueda de prensa y no había servido para nada. Una directriz del gobierno había prohibido que se hablara cualquier asunto sobre internet.

Un conocido le dijo a Jack que si quería promocionar su sitio tenía que lograr que el Diario del Pueblo tuviera su versión en línea, y de este modo podría hablarse de internet en público. Tras varios viajes a Beijing y entrevistarse con los responsables del diario, Ma logró en seis meses convencerlos para tuvieran una versión digital. Esto atrajo los reflectores de la cadena nacional de televisión CCTV y Jack ofreció una entrevista en la que no sólo promocionó su sitio, sino que evangelizó sobre la importancia de internet para China.

Innovar con características chinas

Este es sólo uno de los múltiples capítulos en la biografía de Ma que muestran el poder de sus palabras para persuadir. Es un motivador innato que suele entrener a sus más de 20 mil empleados con exóticas presentaciones en público, al mismo tiempo que profesa su filosofía del triunfo y la superación personal para lograr objetivos. Su visión para los negocios es una mezcla entre el modelo emprendedor estadounidense con la filosofía de oriente: toma elementos del taoismo, budismo y taichi.

Jack Ma mezcla es un emprendedor que mezcla la cultura estadounidense de los negocios con elementos del taoísmo, budismo y taichi. Imagen tomada del portal  tech.hexun.com

Jack Ma mezcla es un emprendedor que mezcla la cultura estadounidense de los negocios con elementos del taoísmo, budismo y taichi. Imagen tomada del portal tech.hexun.com

Es un líder que ve por sus socios y empleados antes de ver por el capital. Por lo menos hasta ahora. Es ya una leyenda el día en que Jack Ma, en junio de 1999, reunió en su modesto departamento de Huangzhou a 18 personas, entre amigos y familiares, para colectar fondos y crear Alibaba. Entre todos sumaron 60 mil dólares, el capital inicial de la empresa. Ma les dijo:

“Nuestro objetivo es crear una empresa de comercio electrónico, y para hacerlo tenemos tres metas específicas. Primero, queremos crear una empresa que dure 102 años. Segundo, queremos establecer una empresa que proporcione servicios de comercio electrónico a las pequeñas y medianas empresas de China. Tercero, queremos crear la empresa de comercio electrónico más grande del mundo y entrar en las filas de los diez primeros sitios de internet a nivel mundial”.

Salvo durar 102 años, porque aún no se cumple el plazo (Alibaba apenas tiene 15 de vida) Jack Ma ha logrado dos de los objetivos planteados y los 18 socios siguen en el equipo, disfrutando de las ganancias.

Con el ingreso en Wall Street, Alibaba estaría poniendo las bases para competir en los terrenos de los gigantes tecnológicos de Silicon Valley a através de asociaciones o compras de compañías en el extranjero. Es un camino largo pero factible.

Jack Ma oficialmente ya no es el CEO de Alibaba, cargo que cedió a Jonathan Lu para dedicarse a temas sociales, pero él sigue siendo el jefe que delinea la estrategia de este, relativamente, nuevo gigante asiático.

Quien no conoce a Alibaba…

En una entrevista para la cadena CNBC, Ma dijo que estaba pensando en cómo hacer felices a los inversionistas en los próximos 5 y 10 años, pero eso será después de cuidar a los clientes y a los empleados, en ese orden.

Alibaba también debe cuidar el mercado de casa antes de salir al extranjero, ya que enfrenta una competencia creciente de Wechat, propiedad de la compañía rival Tencent, el cual es el servicio de mensajería móvil más usado por los chinos (como Whatsapp) y que ha lanzado recientemente su propia tienda virtual y su plataforma de pago.

Pero a Jack le preocupan más los gigantes estadounidenses, por eso está en negociaciones para unirse a Apple y lanzar en conjunto una plataforma de pago a fin de contener el crecimiento de los rivales como Android de Google. El futuro del comercio electrónico está en los dispositivos móviles y todos los competidores lo saben. Como todos saben que Alibaba es un rival difícil.

Alibaba es el nombre que a Jack Ma se le ocurrió para su compañía cuando estaba sentado en un cafetería en San Francisco. Le preguntó a la mesera si sabía lo qué era. Ella dijo que sí y citó la frase “Ábrete Sésamo”. Jack le preguntó a 30 personas más y todas sabían que se trataba de la historia de Alibaba y los 40 ladrones. Gente de distintas nacionalidades, de Oriente y Occidente, conoce la historia. Jack optó por bautizar a su empresa con ese nombre universal.

Ahora, todas las personas que hacen negocios con China, importadores y exportadores de todo el mundo saben que Alibaba, además de un cuento, es el sitio web donde pueden contactar a prácticamente cualquier fabricante chino. Quien no lo sabe, tal vez no sabe hacer negocios en China.

Fuentes:

Bibliografía

Avery Martha y Liu Shiying. Alibaba: The Inside Story Behind Jack Ma and the Creation of the World’s Biggest Online Marketplace. Estados Unidos: Harper Collins, 2009.

En Internet

Gregoire, Waylae 13 Fascinating Facts About the Man Behind The Largest IPO in History, Disponible en

http://nextshark.com/13-fascinating-facts-about-the-man-behind-the-largest-ipo-in-history/#rmns

Kuo, Lily, Alibaba’s Jack Ma tells China to let the kids have more playtime. 9 de diciembre, 2014. Disponible en

http://qz.com/308822/alibabas-jack-ma-tells-china-to-let-the-kids-have-more-playtime/

The Wharton School, University of Pennsylvania. Alibaba’s Next Move: Grow Abroad, or Go Deeper into China? 1 de octubre, 2014. Disponible en http://knowledge.wharton.upenn.edu/article/alibabas-next-move

The Walt Street Journal. What is Alibaba? Disponible en http://projects.wsj.com/alibaba/

Want ChinaTimes. Zhang Ying, the wife of Alibaba founder Jack Ma. 30 septiembre 2013. Disponible en

http://www.wantchinatimes.com/news-subclass-cnt.aspx?id=20130930000087&cid=1602

Wohlsen Marcus. Alibaba Is Already Bigger Than Facebook, Amazon, and IBM. 19 de septiembre 2014. Disponible en

http://www.wired.com/2014/09/alibaba-already-bigger-facebook-amazon-ibm/

Descargar artículo:
A %d blogueros les gusta esto: