RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

La dignidad y las migajas

Descargar artículo:

BOTICA R263

2013 – Bitacora

2013 – Bitacora

Por: Jorge Meléndez Preciado

Los acontecimientos más comentados en los últimos días de 2013 y los primeros de este año fueron los veinte años del TLC- luego TLCAN- y la rebelión zapatista que conmocionó  al mundo. En el primer caso, a pesar de los números impresionantes de cómo ha crecido el intercambio entre México y Estados Unidos- Canadá se cuece aparte-, la realidad es que lejos de beneficiar al país en su conjunto,  menos de cincuenta empresas han obtenido las ganancias, pasando nuestro país de una nación con cierta independencia a una de sumisión casi completa en todos los órdenes respecto a su vecino del norte. Y, por supuesto aquí,  hay más pobres, el empleo ha crecido a ritmo lentísimo, el campo es una vergüenza, la importación hasta de energéticos crece y las pequeñas empresas  van a la ruina. Eso no importando lo que dijeron los tecnócratas de entonces ni los mamotretos de Carlos Salinas que son una forma de depredar árboles sin sentido. Los artífices principales, el mencionado hermano menor  de Raúl  hoy impune y Pedro Aspe- quien actualmente se beneficiará  con  la reforma energética-, despreciaban  a los críticos de entonces, por difundir  “mitos geniales”. La realidad los alcanzó y mostraron que la economía que pregonan  es  para favorecer a unos cuantos. Mientras que el EZLN y Marcos, no obstante los errores y dificultades, van adelante en sus Caracoles donde mediante su “Escuelita” convencen a la gran mayoría de los asistentes y envían, nuevamente, un mensaje al orbe: se puede vivir de otra manera sin hipotecar la dignidad. Lentos pero seguros, se han enfrentado a todo y van adelante, no obstante los ataques en los medios, algo que nos recuerda que a muchos  periodistas e informativos se les paró el reloj, ya que insisten en elogiar a los gobiernos y criticar a la disidencia sin entender los cambios que aportan. Son los mismos que no entienden a  la Iglesia a través de Panchito, el Papa que sin decirlo  trae nuevamente a colación la teología de la liberación.

Un héroe

Hoy que ha muerto, hasta sus críticos elogian a Nelson Mandela, quien es venerado ya que llegó a la cúspide del poder, aunque en condiciones fuera de serie pues  no guardó rencores ni llevó a cabo venganzas pero sí el decoro para caminar sin miedo. Gracias a una maestra de Geografía de la Preparatoria 7- el plantel de La Viga cumplirá medio siglo de fundado este año- yo leí en 1966: No es fácil el camino de la libertad (Siglo XXI). Doña Josefina Oliva de Coll- algunos me dicen que todavía vive- nos los dio para  comentar y evaluar. Gran aportación porque entonces Sudáfrica era casi ignorada, no obstante los movimientos africanos independentistas que ya se iniciaban, y por medio de ello pudimos ver que la lucha no es algo que tenga que ver con edades, situaciones, posiciones o espejismos, sino un continuo batallar, según lo recalcó correctamente aquella profesora tan entrañable para mí. Espero encontrármela pronto.

Otra ejemplar

Manuela  Garín cumplió, entre bromas, risas, levantamientos de copas y apague de velitas sus cien años más que bien vividos, y los que faltan. En una fiesta concurrida de sus íntimos, estuvieron sus hijos Raúl, el gran líder del 68 y otros movimientos, y Tania, quien a sus siete décadas continúa bailando  como si fuera nuestra Alicia Alonso. También varios  cercanos, por ejemplo  las hermanas Rosa y Lucero Roveglia, Daniel Molina, Alejandro Álvarez, Félix Hernández Gamundi, Fernanda “La Chata” Campa, Laura Oseguera y una familia muy grande donde hay científicos, igual que Mane, y artistas muy diversos. Ella, quien ha fundado instituciones universitarias,  peleado al lado de los revolucionarios y aportado conocimientos en todo, mostró que la broma es su evangelio y la solidaridad su credo. El desafío ha sido la divisa de esta entrañable madre.

Snif

Primero supe de la muerte de Jorge Calvimontes, bolimexicano que fue presidente municipal de Oruro, en la patria de Evo. Llegó exiliado a nuestro país y aparte de gran poeta daba clases en la FCPS, siendo apreciado porque nunca dejó de trabajar y estudiar; sus aportaciones estarán presentes en cientos de jóvenes que se inscribieron en sus materias y lo trataron como amigo; llevó a sus alumnos a los cursos fuera de la UNAM como en una ocasión a un encuentro en Guadalajara. Luego me enteré por Néstor Ojeda que hace ocho años falleció Agustín Granados, a quien traté de cerca y entre otras tareas cubrimos las elecciones de 1988 desde la Cámara de Diputados; su colaboración en los programas de Pepe Cárdenas con el título “Dicen los que saben” fue algo muy comentado y controversial. Finalmente, hace poco dijo adiós el caricaturista Ahumada; nuestra relación no fue intensa, por desgracia, pero guardo cartones de él y una camiseta donde está Juan Diego con una tilma en la que aparece una efigie de Marylin y un letrero que en un lado dice: “libertad” y en el otro “tolerancia”; su pintura es fuera de serie.

Descargar artículo:
A %d blogueros les gusta esto: