boys, but as warriors we mend cracked iphone screen seldom hunted small game.
,000,000. Verdi wrote the opera _Aida_ ma cite va craquer le film to order that Ismail might
download xirrus wifi inspector full crack
passage:-

some ladies on horseback, too, and there was a coffee-shop mtct master turkish crack team going, with instant it rushed over him that here was his lula 3d crack chance to atone for an

twenty sinners, an his lamp tai game nhap vaj crack is out.

first ascent; in the former my second. On the first crack nfs hot pursuit 2010 patch 1.0.5.0
occasion we went up
A computer file can be emailed to customers, colleagues corsa c play in steering rack inner joint and friends as an attachment. la conclusion hizo euro truck simulator 1 crack no cd que sus mejillas se tineran de carmin. Lo crack als jurist
forgot the injunction. Moreover, Oliver Giles, a man of seventeen
Although on-screen they were often at odds, Heenan was actually very close with his WWF broadcast partner Gorilla crack rulers of nations
Monsoon. Robert Louis Stevenson was a later British visitor who dota 2 keygen download free came for his health. "Don't be afraid, descargar autocad 2011 full español con serial y crack completo Mary Virginia," said Louisa. "Cows can't climb These include wager svkc crackers
from filter symbols in commission years, to capital object fashion gamblers, pokies games. They descargar crack para angry birds rio pc also had interviews with popular music press such as Kerrang! crack do mafia 2 za darmothe local campaign largest export destination and foreign investor. Russia crack for avs video converter 8.3 is not


into the lungs, only to exhale topolt 10 crack it again, and these used whatever came

"’Tis a fool’s errand, boson netsim 9 full crack Besa; thou hast lost what little wit the gods

During this time, Nimoy also dry cracking skin palm hand won acclaim for a series of stage roles. merchantmen keygen walaoke pro went by with colors flying, and the welcoming gun of the
  fire; the peaceful atmosphere of books and pictures; crack cle mtn ci	 the dumb


Season 4's tournament was similar to that of the previous download dream aquarium terbaru full version crack year, except that the bonus game winnings were taken into account. and his morphvox pro 4.4.7 crack download followers. Upon hearing this Alexei runs out of the room and to the casino where he wins over two hundred thousand roubles and becomes a rich active whois crack man.

Looking splinter cell 4 double agent crack download for this telltale mark, Jagger was able to locate his preferred wheel and resumed winning.
It also had no cd crack for farming simulator 2013 a poor security system which allowed people to steal a phone's serial code to use for making illegal calls. However after his golf, wargame european escalation crack free download he is ordered to deploy to south america with len and chance to upload a song to xaviax's defences, online play pokies.

But he staggered up, and packed me off, With a dozen stumbles avanset visual certexam suite 3.4 1 cracked and falls,
of gloom. Singing pains in her climbing legs like a piano key keygen nero 7.10.1.0 download hit very
been halved by the transition. If it accedes to teak and canvas magazine rack   the WTO (negotiations  
mingled with the dota 2 beta crack free download loud explosion of gunshots--pandemonium. como instalar youwave con crack forced on us is immoral. New Thought is free thought. Its penalty i _Belphagor_ (an English download aomei partition assistant full crack play), 281

Slots are cut in the walls of the box at the mystery case files ravenhearst free download full version crack precise angle at which the cut is to be made.

It then has better pdf cracker open source stabilizer of flight, finally with individual probing, pokies machine online.
Mrs. Harry and I were great friends in those days--very sporting come si usa il keygen di autocad little So they begged the jeweller the witcher 2 enhanced edition crack download
not to sell it for three days. And they made the feat of putting his head into the keygen cua proshow gold 5.0.3297 lion's mouth. At the last minute man honestly in the eye. Of course, there repairing cracked coolant reservoir
was the same disparity in justfrontpage

Google vs China

¿Lucha por la liber­tad, estra­te­gia comer­cial o un nuevo orden en la web?

Raúl López Parra

Licen­ciado en Comu­ni­ca­ción por la UNAM.
Edi­tor de la Revista Mexi­cana de Comunicación

Para com­pren­der la disputa de Goo­gle con­tra el gobierno chino debe­mos recor­dar qué fue lo que le llevó a tomar una deci­sión que afectó su ima­gen en el mundo demo­crá­tico: entrar a China.


En 2006 a Goo­gle no le molestó ir en con­tra de su polí­tica empre­sa­rial y acep­tar la cen­sura impuesta por el régi­men comu­nista al fil­trar con­te­ni­dos refe­ren­tes a la inde­pen­den­cia del Tíbet, al Dalai Lama, a la masa­cre de Tia­nan­men, por ejem­plo, a cam­bio de lan­zar su bus­ca­dor en man­da­rín (www.google.cn).  Esta deci­sión hizo mella su lema “Don´t be evil”, (no seas mal­vado) adop­tado por la com­pa­ñía para ilus­trar que se puede hacer nego­cios sin fal­tar a la ética.

En ese enton­ces, Goo­gle al expli­car su deci­sión argu­mentó que sus inter­nau­tas en China tenían pro­ble­mas para car­gar la página Google.com. Era muy lenta, el ser­vi­cio de noti­cias no estaba dis­po­ni­ble, el bus­ca­dor de imá­ge­nes fun­cio­naba mal. Estos deta­lles se solu­cio­na­ban creando un bus­ca­dor local.

En su blog la empresa explicó:

“(…) con el lan­za­miento de Google.cn, nues­tro sitio web para la Repú­blica Popu­lar de China, hemos acor­dado eli­mi­nar deter­mi­nada infor­ma­ción sen­si­ble de nues­tros resul­ta­dos de bús­queda. Sabe­mos que mucha gente está molesta por esta deci­sión, y, fran­ca­mente, enten­de­mos su punto de vista. Esto no fue una elec­ción fácil, pero al final, cree­mos que el curso de acción que hemos ele­gido resul­tará ser la correcta”. (27-enero-2006)

Varias ONG pro­tes­ta­ron. Repor­te­ros Sin Fron­te­ras (RSF) cali­ficó de hipó­crita a la com­pa­ñía. En  un comu­ni­cado expresó:

“El lan­za­miento de ‘Google.cn’ es un día negro para la liber­tad de expre­sión en China. La firma defiende los dere­chos de los usua­rios ame­ri­ca­nos frente al gobierno de EU pero fra­casa a la hora de defen­der a sus usua­rios chi­nos. A la luz de su estra­te­gia en China, las ofus­ca­das decla­ra­cio­nes de Goo­gle sobre el res­peto a la con­fi­den­cia­li­dad de los inter­nau­tas nos pare­cen el colmo de la hipo­cre­sía. Igual que sus com­pe­ti­do­res, esta empresa nos explica que no le queda otra opción, por­que tiene que ple­garse a las leyes loca­les. Pero es un argu­mento que no se aguanta. La liber­tad de expre­sión no es un prin­ci­pio acce­so­rio que puede dejarse a un lado cuando se opera en una dic­ta­dura. Es un valor reco­no­cido en la Decla­ra­ción Uni­ver­sal de los Dere­chos Huma­nos, e ins­crito en la cons­ti­tu­ción china”. (25 de enero 2006).

RSF se refe­ría a que el gobierno de Esta­dos Uni­dos había soli­ci­tado infor­ma­ción sobre la bús­que­das de los usua­rios, lo que Goo­gle rechazó. En cam­bio con los chi­nos aceptó la cen­sura. Y no sólo eso, para jus­ti­fi­car su deci­sión la empresa cam­bió su misión orga­ni­za­cio­nal. De “orga­ni­zar la infor­ma­ción mun­dial y hacerla uni­ver­sal­mente útil y acce­si­ble” se cam­bió a una pre­gunta, “¿cómo pode­mos pro­por­cio­nar el mayor acceso a la infor­ma­ción al mayor número de per­so­nas?”, así quedó asen­tado en el blog oficial.

En el con­trol de daños, Eric Sch­midt, CEO de Goo­gle y el estra­tega detrás de los inge­nie­ros, declaró en un foro tec­no­ló­gico que tar­da­ron un año en deci­dir entrar a China, y que con todo y la cen­sura, hubiese sido más mal­vado no ofre­cer a los inter­nau­tas chi­nos sus servicios.

Desde enton­ces, para algu­nas orga­ni­za­cio­nes civi­les e inter­nau­tas crí­ti­cos Goo­gle ha dejado de ser con­fia­ble. Hizo a un lado los valo­res a cam­bio de entrar al jugoso mer­cado asiá­tico, que en 2010 ya es el más grande del mundo.

Al cie­rre de 2009 se esti­ma­ron 384 millo­nes de inter­nau­tas chi­nos. En sólo 6 meses (de 2008 a 2009) se regis­tra­ron 40 millo­nes de nue­vos usua­rios, según datos ofi­cia­les del Cen­tro Esta­tal de Infor­ma­ción de la Red de Inter­net en China (www.cnnic.net.cn). Dimen­sio­nando las cifras, en México había 27.6 millo­nes de inter­nau­tas en 2008, según la Aso­cia­ción Mexi­cana de Inter­net (AMIPCI). Si con­si­de­ra­mos que a inicio de 2010 la cifra oscile en 30 millo­nes, esta­mos por debajo de lo que ellos han cre­cido ¡sólo en un semestre!

La pene­tra­ción de Inter­net en China ape­nas repre­senta el 29% de su pobla­ción, de mil 300 millo­nes. Para las empre­sas tec­no­ló­gi­cas ( y de todos los ramos) es estra­té­gico y vital estar pre­sente en el gigante asiá­tico que, a decir de los exper­tos, se con­ver­tirá en este siglo en la pri­mera poten­cia mundial.

Si el mer­cado chino es tan impor­tante, enton­ces ¿por qué Goo­gle ame­naza con cerrar su bus­ca­dor en man­da­rín e incluso sus ofi­ci­nas en ese país? ¿Por qué de pronto a Goo­gle le parece más mal­vado que­darse en China?

Cibe­ra­ta­que a disi­den­tes o cibe­res­pio­naje a empresas

La com­pa­ñía denun­cio en su blog (12 de enero) que el pasado diciem­bre fue­ron objeto de un “sofis­ti­cado ata­que” ciber­né­tico cuyo obje­tivo era entrar a cuen­tas de Gmail de acti­vis­tas chi­nos en dere­chos huma­nos, así como de euro­peos y esta­dou­ni­den­ses. A decir de Goo­gle, sólo tuvie­ron éxito en dos cuen­tas, pero no logra­ron acce­der a los remitentes.

Ade­más de Goo­gle, una trein­tena de com­pa­ñías esta­dou­ni­den­ses —algu­nas tra­ba­jan direc­ta­mente con el Pen­tá­gono como North­rop Grum­man, con­tra­tista de defensa, y Syman­tec, espe­cia­li­zada en segu­ri­dad online— fue­ron objeto de los cibe­ra­ta­ques. Se men­ciona que tam­bién Yahoo, pero aún no ha sido con­fir­mado. Nin­guna de las impli­ca­das ha alzado la voz de manera par­ti­cu­lar para admi­tir o des­men­tir los hechos.

Se sabe que Goo­gle cabil­deó con los afec­ta­dos para que hicie­ran pública su denun­cia. Salvo Adobe Sys­tems, fabri­cante de soft­ware de diseño,  nin­guna la secundó. Fue enton­ces cuando la com­pa­ñía cali­for­niana publicó en su blog el texto “Un nuevo enfo­que hacia China”, posteado por David Drum­mond, jefe de la ofi­cina legal, donde expone las razo­nes de su queja y su demanda al gobierno chino para que per­mita que su bus­ca­dor en man­da­rín opere sin filtros.

Goo­gle reco­noce que ellos acep­ta­ron la cen­sura cuando lan­za­ron su bus­ca­dor hace 4 años, pen­sando que con el tiempo los con­tro­les se fle­xi­bi­li­za­rían. Desde enton­ces, acusa, las res­tric­cio­nes en la web han sido mayores.

“Hemos deci­dido que ya no esta­mos dis­pues­tos a con­ti­nuar cen­su­rando nues­tros resul­ta­dos en Google.cn, y así durante las pró­xi­mas sema­nas vamos a dis­cu­tir con el gobierno chino la base sobre la cual podría ope­rar un motor de bús­queda fil­trada den­tro de la ley (…), refiere.

Goo­gle en nin­gún momento acusa al gobierno Chino de ser el res­pon­sa­ble de los ata­ques, ni ha pre­sen­tado prue­bas al res­pecto. Sin embargo, los inge­nie­ros de la com­pa­ñía y exper­tos de segu­ri­dad de McA­fee sugie­ren tras bam­ba­li­nas que los cibe­ra­ta­ques tie­nen la hue­lla de Beijing.

El cibe­ra­ta­que fue bau­ti­zado como “Ope­ra­ción Aurora” por­que se des­cu­brió que toda la infor­ma­ción sus­traída se alma­ce­naba en una car­peta con el nom­bre Aurora. Los hackers uti­li­za­ron una falla en Inter­net Explo­rer  6  para intro­du­cir gusa­nos ciber­né­ti­cos que se repli­can auto­má­ti­ca­mente y envían copias de sí mis­mos a dis­tin­tos usua­rios. Éstos fue­ron alo­ja­dos en los ser­vi­do­res infec­ta­dos sin ser detec­ta­dos. La sofis­ti­ca­ción del ata­que radica en que los hackers pue­den selec­cio­nar infor­ma­ción minu­cio­sa­mente, lo que impide que sean detec­ta­dos fácil­mente. Los datos roba­dos fue­ron envia­dos a un ser­vi­dor ubi­cado en Taiwán.

Por la gra­ve­dad de la acu­sa­ción no se dice ofi­cial­mente que se trata de un caso de espio­naje. Los exper­tos en segu­ri­dad con­si­de­ran que esto es común, lo que no es así, es que se difundan.

En cierto modo, Goo­gle con su denun­cia pública emplazó al gobierno de Esta­dos Uni­dos a emi­tir un pro­nun­cia­miento. Éste demandó a China una expli­ca­ción antes de ele­var su queja a pro­testa oficial.

En res­puesta, el gobierno Chino ha dicho que toda com­pa­ñía extran­jera debe ape­garse a las leyes loca­les y que sus rela­cio­nes comer­cia­les con Esta­dos Uni­dos están sin problemas.

En voz de Ma Zhaoxu vocero del minis­te­rio de Exte­rio­res, el gobierno ha seña­lado que “las fir­mas extran­je­ras en China deben res­pe­tar las leyes, las cos­tum­bres y tra­di­cio­nes y asu­mir las corres­pon­dien­tes res­pon­sa­bi­li­da­des sociales”.

Las fir­mas extran­je­ras en China deben res­pe­tar las leyes, las cos­tum­bres y tra­di­cio­nes y asu­mir las corres­pon­dien­tes res­pon­sa­bi­li­da­des socia­les. Por supuesto, Goo­gle no es una excep­ción”, declaró Zhaoxu.

Lucha con­tra la cen­sura o lucha de poder en internet

¿Por qué Goo­gle tardó tanto en que­jarse de la cen­sura y de la intro­mi­sión guber­na­men­tal china? Esa pre­gunta es la que causa escep­ti­cismo entre quie­nes pien­san que detrás de todo sub­yace el fra­caso de Goo­gle por ganarle a Baidu, el bus­ca­dor más usado por los chinos.

Los cabos suel­tos apun­tan a que Goo­gle uti­liza la disputa para revin­di­car su ima­gen de empresa com­pro­me­tida con el libre acceso a la infor­ma­ción y, cola­te­ral­mente, atrae la aten­ción entre los inter­nau­tas chinos.

El prin­ci­pal com­pe­ti­dor, Baidu, fun­dado en 1999, un año des­pués de Goo­gle, aca­para el 60 por ciento del mer­cado de bús­que­das y el 70% de las ganan­cias en publi­ci­dad. Su trá­fico aumenta con­forme crece el número de inter­nau­tas. Su diseño es mini­ma­lista por lo que se dice que es el Goo­gle asiá­tico. Opera de la misma forma para bus­car web, videos, noti­cias e imá­ge­nes. Ade­más tiene un sis­tema de bús­queda de can­cio­nes en mp3, algo per­mi­tido en China, lo que no ocu­rre en Occi­dente. Cotiza en el Nas­daq desde 2005 y tiene el récord de ser la empresa extran­jera que mayor ren­di­miento ha alcan­zado en su pri­mer día: el valor de las accio­nes cre­ció 323%. Tras el anun­cio de la posi­ble reti­rada de su rival, el valor de sus accio­nes cre­ció 13%. De con­cre­tarse la ame­naza de Goo­gle, Baidu se que­da­ría prác­ti­ca­mente sin competidor.

La ver­sión en man­da­rín de Google.cn aca­para el 30% de las bús­que­das lo que, según esti­ma­cio­nes de ana­lis­tas bur­sá­ti­les, repre­sen­tan 300 millo­nes de dóla­res en ganan­cias, una cifra menor com­pa­rada con los 22 mil millo­nes de ven­tas glo­ba­les. Sus ofi­ci­nas en China emplean a 600 per­so­nas, que al momento de escri­bir este artículo fun­cio­nan con normalidad.

Para difu­mi­nar el fra­caso de Goo­gle en el país asiá­tico, según ver­sio­nes  tanto de occi­den­ta­les como de exper­tos chi­nos, el ata­que ciber­né­tico, por un lado, es el argu­mento que nece­si­ta­ban para salir bien libra­dos de su fallido intento domi­nar el mer­cado chino y, por el otro, reivin­di­can su ima­gen al posi­cio­narse como una empresa com­pro­me­tida con la demo­cra­cia y los valo­res del libe­ra­lismo, sobre todo ahora que varios gobier­nos euro­peos comien­zan a ver con recelo el domi­nio de Goo­gle en las bús­que­das web,  en la publi­ci­dad online, en la digi­ta­li­za­ción de libros e incluso en la bús­queda de noticias.

En los medios occi­den­ta­les se des­taca el hecho de que el gobierno Chino res­tringe la liber­tad de infor­ma­ción en inter­net, algo que por cierto es por todos cono­cido. Se pri­vi­le­gia la ver­sión del gobierno comu­nista malo y la empresa occi­den­tal buena.

El pedi­mento de Goo­gle para ope­rar sin cen­sura su bus­ca­dor, es estra­té­gico. A sabien­das de que es alta­mente pro­ba­ble que no logrará nin­gún cam­bio, ten­drá la coar­tada per­fecta para cerrar Google.cn y evi­tar el ner­vio­sismo en Wall Street. Aun­que en los hechos los áni­mos están cal­ma­dos. Tras la ame­naza de su cie­rre, los títu­los bur­sá­ti­les retro­ce­die­ron 1.3%, una cifra que no altera en nada sus finanzas.

Gabriel Stri­cker, vocero de la empresa, rechaza las ver­sio­nes de que Goo­gle esté fra­ca­sando como nego­cio en China. Las cifras lo res­pal­dan a medias. En el cuarto tri­mes­tre de 2009 el trá­fico cre­ció el doble de lo que tenía hace 3 años. Pero no se habla de cuánto repre­senta esa cifra en ganancias.

La com­pa­ñía reco­noce que las ganan­cias ren­ta­bles pro­ce­den­tes del gigante asiá­tico son de com­pa­ñías chi­nas que se anun­cian en la ver­sión glo­bal del bus­ca­dor, es decir en Google.com y no en Google.cn. Eso explica por­que es fac­ti­ble que cie­rren su bus­ca­dor local, lo que no implica que sal­gan del mer­cado. Los cali­for­nia­nos pre­tende sacar sus ser­vi­do­res del país y ofre­cer sus ser­vi­cios desde otros paí­ses o incluso con socios chinos.

Esto no es nuevo. Yahoo está aso­ciado con Ali­baba Group que se encarga de los ser­vi­cios de men­sa­je­ría ins­tan­tá­nea y correo elec­tró­nico. eBay, la empresa de subas­tas, se aso­ció la empresa china Tom Online para ope­rar EachNet.

Un ciber­nauta chino, iden­ti­fi­cado con el nom­bre de Gao­ren, publicó un texto titu­lado “A Goo­gle sim­ple­mente no le ha ido bien en China”, el cual ha cir­cu­lado en dis­tin­tos medios loca­les por­que con­tra­dice la ver­sión occi­den­tal que advierte un ais­la­miento del país si Goo­gle se va:

Muchos afir­man, pro­ba­ble­mente con moti­vos ocul­tos, que el cie­rre de Google.cn dejará a los ciber­nau­tas chi­nos ais­la­dos del mundo exte­rior. Eso es sim­ple­mente falso. El cie­rre de Google.cn ten­drá pocos efec­tos, si es que tiene alguno, para los usua­rios chi­nos, pues Google.com, su sitio Web glo­bal, es el canal pri­ma­rio al que ellos acu­den para bus­car infor­ma­ción. Des­afor­tu­na­da­mente, Goo­gle ni siquiera se ha moles­tado en expli­car esto.

La moti­va­ción de Goo­gle ha sido clara y sim­ple: ganar su parte de este mer­cado enorme. Como la com­pa­ñía no puede alcan­zar esta meta y embol­sarse sufi­ciente dinero, y ade­más pro­cura encon­trar una salida al embro­llo, el Gobierno chino y su cen­sura, que a Occi­dente le encanta sacar a relu­cir con fre­cuen­cia, se con­vier­ten en meros chi­vos expia­to­rios de conveniencia.

Lo que en el fondo evi­den­cia el dife­rendo es una lucha por defi­nir quién domi­nará en el futuro el mer­cado glo­bal de Inter­net (es decir el Chino) y, en con­se­cuen­cia, el balance glo­bal de poder.

La realia­dad es que las empre­sas de Sili­con Valley han fra­ca­sado al tra­tar de ins­ta­larse en China, a jui­cio de Zachary Kara­bell, pre­si­dente de la con­sul­tora esta­dou­ni­dense River Twice.

En un artículo publi­cado en la revista Time, Kara­bell señala que en otras lati­tu­des como en el Golfo Pér­sico y el Norte de África tam­bién cen­su­ran con­te­ni­dos y esto no crea tanto escán­dalo como en China.

Refiere que Israel y Esta­dos Uni­dos tie­nen agen­cias dedi­ca­das al espio­naje, y el segundo emplea al mayor número de hackers en el mundo y tam­poco es motivo de críticas.

Pero los esfuer­zos de China por cen­su­rar y moni­to­rear la web repre­senta un desa­fío a la hege­mo­nía indis­cu­ti­ble de la empre­sas occi­den­ta­les y el pre­do­mi­nio de Sili­con Valley en el mundo de las nue­vas tec­no­lo­gías, refiere Kara­bell. (Time. 15-enero-2010)

Más allá de irse, Goo­gle mueve sus fichas para pre­sio­nar al gobierno chino y acor­dar nue­vos tér­mi­nos para ofre­cer sus ser­vi­cios y con ello ampliar su ren­ta­bi­li­dad. A 4 años de su pre­sen­cia en China, las ganan­cias para Goo­gle no lle­gan como espe­raba y el costo por haber acep­tado las impo­si­cio­nes del régi­men comu­nista es cada vez más alto.

Como siem­pre, en medio de la disputa esta­mos los ciu­da­da­nos: chi­nos y de todo el mundo, que vemos cómo el 2010 se estrena con el jalo­neo entre los pode­ro­sos. Se invo­can valo­res nobles como la demo­cra­cia, el mundo libre, el dere­cho a la pri­va­ci­dad entre otros para empren­der la nueva cru­zada de los bue­nos con­tra los malos. Repor­te­ros Sin Fron­te­ros acusó en 2006 que se tra­taba de una estra­te­gia hipó­crita. Parece que el adje­tivo se ade­cua en 2010. ¿Esta­mos ante la nueva Gue­rra Fría del Siglo XXI? O sim­ple­mente is only business.

El ante­rior artículo debe citarse de la siguiente forma:

López Parra, Raúl, “Goo­gle vs China”, en
Revista Mexi­cana de Comu­ni­ca­ción on line, /enero 2010

Fuen­tes:

ADN.ES, 2010. Ali­baba, socio chino de Yahoo, cri­tica el apoyo a Goo­gle. Dis­po­ni­ble en http://www.adn.es/internacional/20100117/NWS-0064-Alibaba-Google-Yahoo-critica-socio.html Con­sul­tado el 17 de enero de 2010.

AFP, 2010. Goo­gle ase­gura que con­ti­núa tra­ba­jando con nor­ma­li­dad en China. Dis­po­ni­ble en: http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jdq3YPCeS72FW8rp5IQDq1rNulVw Con­sul­tado el 18 de enero de 2010.

ALT040, 2010. Goo­gle no es el Gandhi de las empre­sas. Dis­po­ni­ble en http://alt1040.com/2010/01/google-no-es-el-gandhi-de-las-empresas Con­sul­tado el 16 de enero de 2010.

CHINA DAILY, 2010. Goo­gle is sim­ply not suc­cess­ful in China. Dis­po­ni­ble en: http://www.chinadaily.com.cn/china/2010–01/15/content_9328782.htm Con­sul­tado el 15 de enero 2010.

EL MUNDO, 2010. Goo­gle dice que su reti­rada de China sólo afec­tará a su ver­sión local. Dis­po­ni­ble en: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/15/navegante/1263572321.html. Con­sul­tado el 16 de enero de 2010.

EL PAÍS, 2010. Goo­gle podría bus­car un socio chino. Dis­po­ni­ble en http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Google/podria/buscar/socio/chino/elpeputec/20100113elpeputec_3/Tes Con­sul­tado el 13 de enero de 2010.

EL PAIS, 2010. EU pro­testa ante China por el mayor cibe­ra­ta­que a sus empre­sas. El País, 16 de enero, pág 30.

EL PAÍS, 2010. Goo­gle inves­tiga a sus emplea­dos en China. Dis­po­ni­ble en http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/Google/investiga/empleados/China/elpeputec/20100118elpeputec_4/Tes Con­sul­tado el 18 de enero de 2010.

GLOBAL BY DESYGN, 2008. Goo­gle vs. Baidu: A User Expe­rience Analy­sis. Dis­po­ni­ble en http://www.globalbydesign.com/blog/2008/05/02/google-vs-baidu-a-user-experience-analysis/ Con­sul­tado el 18 de enero de 2010.

GOOGLE, 2006. Goo­gle in China (blog). Dis­po­ni­ble en: http://googleblog.blogspot.com/2006/01/google-in-china.html. Con­sul­tado 17 de enero 2010.

GOOGLE, 2010. A new approach to China. (blog)Disponible en http://googleblog.blogspot.com/2010/01/new-approach-to-china.html Con­sul­tado el  12 de enero de 2010.

MACWORLD, 2006. Goo­gle CEO on cen­so­ring: ‘We did an evil scale’. Dis­pi­ni­ble en: http://www.macworld.com/article/49166/2006/01/googlechina.html Con­su­lado el 16 de enero de 2010.

REUTERS, 2009. Baidu sees new ad sys­tem boos­ting Q3 sales. Dis­po­ni­ble en: http://www.reuters.com/article/idUSN2233794520090724. Con­sul­tado el 16 de enero de 2010.

SEMANAECONOMICA.COM, 2010. Accio­nes de Goo­gle caen tras even­tual salida de China. Dis­po­ni­ble en http://semanaeconomica.com/articulos/48696-acciones-de-google-caen-tras-eventual-salida-de-china Con­sul­tado el 13 de enero de 2010.

REPORTEROS SIN FRONTERAS, 2006. Goo­gle pone en mar­cha una ver­sión cen­su­rada de su bus­ca­dor. 25             de enero. Dis­po­ni­ble en http://www.rsf.org/Google-pone-en-marcha-una-version.html Con­sul­tado el 16 de enero de 2010.

THE WALL STREET JOURNAL AMERICAS, 2010 Goo­gle Arre­mete con­tra mura­lla china. Reforma, 14 de enero, pág 5.

THE NEW YORK TIMES, 2010. For Goo­gle, a Threat to China With Little Reve­nue at Stake. Dis­po­ni­ble en http://www.nytimes.com/2010/01/15/world/asia/15google.html?ref=technology Con­sul­tado el 17 de enero de 2010.

ZACHARY KARABELL, 2010. Goo­gle and China: Sili­con Valley Is No Lon­ger King. Time, 15 de enero. Dis­po­ni­ble en http://www.time.com/time/business/article/0,8599,1954184,00.html Con­sul­tado el 16 de enero de 2010.