RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

“La ética periodística no se enseña”: Víctor Roura

Descargar artículo:
  • La creencia de que la gente no lee, es falsa, según dijo.
  • Víctor Roura es autor de obras como La vida del espectador y Cultura, ética y prensa.
  • “Nunca va a haber un periodista que no se considere a sí mismo como alguien ético, íntegro”: Víctor Roura

    Fotografía: "Víctor Roura" por Ozami Zarco para RMC

Por Ozami Zarco

La ética en el periodismo y la cultura popular fueron los principales temas de la conferencia de Víctor Roura en el Seminario Manuel Buendía en Periodismo Político, organizado por la UAM Cuajimalpa, la UNAM y la Fundación Manuel Buendía.

“Estamos viviendo una época de grave desilustración. La mayoría de las personas es desilustrada. Esto no significa que no tengan conocimientos, no les interesa conocer más, cultivarse y creo que llegaremos a una especie de primitivismo teconológico. No vamos a debatir las ideas. Vamos a tener, claro, nuestro iPad, nuestros aparatos avanzados, y sin embargo como ídolos adoraremos a Messi y a Lady Gaga. ¿Saben porque a la Edad Medía se le llamó la Edad Oscura? Pues por ser una época donde los hombres no pensaban, solamente estaban interesados en orar, arrodillarse, tener hijos, pelear por dogmas varios y morir. Sobre la creencia de que ´las personas no leen´ debo decir que no es cierta. Las personas leen e incluso gustan de los suplementos culturales, no saben la cantidad de cartas que nos llegan a la redacción de la sección cultural, son muchas, la verdad y no podemos acabar de leerlas todas en un sólo día. Es cierto que la cultura no es algo necesario para ser alguien ético pero, como el dinero y la felicidad, ayuda a ello”, dijo.

Reflexiones en torno a la ética

Para el periodista la ética es un tema muy complejo que necesita encontrar la respuesta en cada uno de nosotros. Para ello destacó el papel de la cultura y la educación.

“La ética no se enseña. No es válido preguntarle  a alguien cómo puede uno tener ética en la prensa porque es algo muy personal. Se puede enseñar quizá lo qué es la moral o, en las ciencias políticas la teoría política. Pero nadie te puede decir si te vas a portar bien o mal. Aristóteles decía que en este mundo hay una sola manera de ser bueno y muchísimas de ser malo”, dijo.

Según Roura quien falla en el cumplimiento de sus promesas no puede ser una persona ética y si un periodista da su palabra de no revelar información no debe de hacerlo, si quiere comportarse éticamente.

“La ética comienza con tu palabra. Si tú no tienes palabra no tienes ética. Yo creo que por ello hay tanto asombro, tanta perplejidad, en las relaciones amorosas. Pero uno no confía en la otra persona y comienzan los problemas de pareja. El maestro Voltaire tiene un personaje llamado Cándido, feliz por saberse cornudo y así no tener que preocuparse de nada, él no podía desconfiar, no podía faltar a su palabra. Yo creo entonces que la falta de palabra es el centro de la problemática en torno a una definición de la ética” dijo.

La ética en la sociedad

La falta de ética no distingue entre estratos sociales ni profesiones señaló el autor de la columna “Viernes o voy”.

“En el medio cultural o artístico no todas las personas son, por decirlo de alguna manera, buenas. Dentro de este medio uno podría creer que las personas cultas pueden ser más proclives a la buena acción, a la generosidad. Pero muchas veces te topas con escritores que son insoportables en el trato personal o se muestran como personas totalmente al servicio del poder. Por ejemplo, Jaime Sabines, ¿qué dijo cuando surgió el movimiento zapatista? Habló con Carlos Salinas de Gortari y le dijo ´Manda matar a esos hijos de la chingada´. Por ello, no por ser un escritor, cantante, poeta o pintor, puede uno ser una persona ética. Yo he conocido a lavacoches honradísimos y escritores corruptos” afirmó.

Para Roura el premio Nobel Octavio Paz tiene una historia oscura que muy pocas personas recuerdan o quieren decir.

“¿Qué es una ética para un pintor, escritor, cantante o un periodista? Octavio Paz, nuestro Nobel, maestro, único. Todos sabemos la historia de la que la gente se enorgullece, él fue el único dignatario en renunciar a un puesto como protesta contra la masacre de 1968 y el sanguinario Díaz Ordaz. Renunció a su embajada de la India pero lo que nadie quiere decir es que siguió cobrando de su puesto en la Secretaría de Relaciones Exteriores, ¿y dónde está la ética?”, dijo.

Aseguró que el verdadero fundador de los suplementos culturales no es Fernando Benítez, sino Juan Reján.

“Se cuenta en los libros de historia que Fernando Benítez fue el pionero en los suplementos culturales en 1949 pero el verdadero pionero fue Juan Reján dos años antes en 1947. ¿Cuál es la causa de este error? Que Benítez tenía trato con políticos y Reján sólo escribía. Fue el presidente Adolfo López Mateos quien dio 100 mil pesos para la fundación del suplemento de Fernando quien, a su vez, acudió con José Pagés Llergo y se repartieron la mitad del dinero. ¿Hay ética en estos comportamientos?” dijo.

Para el autor de los libros Apuntes de Rock y Polvos de la urbe existe una incongruencia entre el comportamiento en papel y realidad de algunas figuras del periodismo mexicano.

“El buen Fisgón, caricaturista de La Jornada, crítico mordaz del régimen priista, recibió un premio de manos de Ernesto Zedillo. Al ser cuestionado, ¿cuál fue su respuesta?, que debía cerciorarse de cercas si sus dibujos sobre Zedillo eran correctos. Al año siguiente el premiado fue Helguera, otro dibujante famoso por sus mordaces críticas, recibía premios del mismo sistema que criticaba. ¿Es válido?, ¿hubo ética en su forma de actuar?” señaló.

El actual editor de la sección cultural de El Financiero denunció que el periodismo de la ciudad de México está, al menos en parte, acostumbrado a recibir una paga extra por sus servicios a manera de soborno.

“Cuando Cuauhtémoc Cárdenas fue Jefe de Gobierno se enfrentó a un enorme problema. Los periodistas de la fuente estaban acostumbrados a recibir su chayote y amenazaron con no decir nada sobre el Jefe de Gobierno si no se les daba su respectivo pago. Y Cárdenas aguantó un rato pero al fin cedió. Por este y otros ejemplos es que cuando alguien me pregunta sobre el periodismo en México confieso sentirme mal de ser considerado periodista. Me siento decepcionado del gremio” dijo.

Para terminar, Roura cuestionó al auditorio sobre el impacto real de la situación artística mexicana del Conaculta.

“¿Qué sucede hoy en día después que nació el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en 1988 con Carlos Salinas de Gortari a petición de Octavio Paz? Lo único que ha sucedido es que ha crecido la codicia en el ámbito artístico pero las obras, ¿donde están? Están los becarios que se reúnen tres o cuatro veces al año para embriagarse y conocerse y creerse al lado de grandes poetas. ¿Y los libros? Porque el Conaculta no los edita, te da dinero para ello. Pero yo pregunto ¿ha surgido algún artista de las becas que otorga el Conaculta? Ni uno solo”, aseguró.

La próxima sesión del Seminario Manuel Buendía en Periodismo Político se realizará el día jueves 3 de mayo del 2012 a las 5 de la tarde. Entrada Libre.

Descargar artículo:
  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Producciones_adan

    El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra. Roura es del gremio y me pregunto ¿Él es ético?

  • Creo que le acertó muy bien en la cuestión de la ética periodística  Saludos al buen Roura, yo estuve presente en esa seminario. Buena nota. 

A %d blogueros les gusta esto: