RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

El castigo educador: Recompensas y castigos

Descargar artículo:

Notas sobre educación sin violencia

Ante el método de recompensas y castigos, el autor propone cambiar hacia un modelo de Comunicación No Violenta (CNV) en la educación. Se trata de un cambio de paradigma mediante el cual se deja de lado que el alumno obedezca y se enfoca a su voluntad, sus procesos pensantes y la significación de su aprendizaje.

Foto: Elizabeth Ruíz / Cuartoscuro

Por Pancho Navarrete González

Sin lugar a dudas, fuimos educados con el “método de recompensas y castigos”. Es bastante común, además de corriente, el que funcionemos buscando recompensas y evitando ser castigados.

Asimismo también concordamos que es mucho mejor el trabajo de quien hace las cosas por agrado; sin estar buscando necesariamente ser recompensado o temiendo ser castigado. O aún mejor, cuando la recompensa es la satisfacción plena, sin que esto sea necesariamente una actitud ajena al sujeto. La conducta natural de los niños con el comportamiento que Pablo Picasso mencionaba a sus 80 años cuando se le cuestionaba qué quería: “poder pintar mejor: como los niños”.

Tema por demás controvertido cuando se está cuestionando el pensamiento dominante o cuando se está afectando la costumbre de temas muy trillados o prácticas muy utilizadas, y “probadas como eficientes, y/o buenas”. Estamos desafiando al pensamiento dominante y la costumbre pavloviana de recompensa a una acción deseada por quien manda, o piensa que “es mejor”, por quien educa.

Domesticación; disciplina, condicionamiento clásico

Estamos, sí, proponiendo un cambio hacia la Comunicación No Violenta (CNV); diseñada por Marshall Rosenberg y aplicada a la pedagogía educativa. Rosenberg establece claramente la diferencia entre las acciones realizadas por convencimiento del sujeto de las realizadas porque así deben de ser, así tienen que ser, así son buenas, así son mejores… Acciones cargadas de juicios, de prejuicios, de calificaciones moralizantes y de pensamientos que dejan de lado la importancia de las emociones y de los sentimientos, y de su relación con las necesidades de las personas.

Asimismo estamos incursionando en la aseveración de que el conocimiento útil se obtiene por la asociación con los sentimientos y las emociones además del intelecto y/o el pensamiento. Una visión contraria o en contradicción expresa contra la información que con “sangre entra”, que puede quedar en la memoria sin la menor utilidad para la vida y el bien vivir.

Nos preguntamos, en un marco filosófico, ¿Qué tan determinante es lograr que el educando haga “lo que tiene que hacer.? ¿Qué de nuestro método educativo posee esa ‘clave’ que permite en el proceso de enseñanza-aprendizaje que deje de ser dominante y subordinada la voluntad del sujeto?, ¿Cómo conducir al educando de forma que sea natural o se mantenga la naturalidad de descubrir, de investigar, de fundamentar, de aprender?

Dado que la CNV reemplaza nuestras antiguas pautas de defensa, de huida y de ataque ante los juicios y las críticas de otras personas, empezamos a percibir a los demás y a nosotros mismos, así como a nuestras intenciones y relaciones, bajo una nueva luz. Las reacciones de resistencia, defensa y violencia se ven reducidas.

Cuando nos centramos en clarificar lo que observamos, sentimos y necesitamos en lugar de dedicarnos a diagnosticar y a juzgar, descubrimos cuán profunda es nuestra compasión. A través de su énfasis en una escucha atenta y profunda, no sólo a los demás, sino también a nosotros mismos, la CNV propicia el respeto y la empatía y engendra un deseo mutuo de dar desde el corazón.

Para Matthew Lipman y Ann Sharp, el programa que  desarrolla  se puede identificar como el mejor enfoque hacia la mejora del proceso pensante del niño. He aquí algunas razones que el autor señala y algunas relaciones con la CNV de Rosenberg:

 1. Interés

Los niños trabajan mejor en aquellos temas que de una manera incisiva más les interesan. Esto es Filosofía para Niños (FPN), primero porque involucra una ficción imaginativa, segundo porque es acerca de niños como ellos mismos, y tercero porque los involucra en discusiones de asuntos controvertidos (por ejemplo, Ética). FPN va más allá del Pensamiento Crítico.

Por otra parte, el interés que los niños desarrollan naturalmente en cuanto a la CNV al tener una forma amable y compasiva de comunicarse, logrando con ello el respeto y la empatía, de donde su naturaleza es por sí misma participativa y colaborativa y porque los involucra también en discusiones de asuntos controvertidos (por ejemplo, el de Dominación). CNV igualmente va más allá del Pensamiento Crítico.

2. Emoción

FPN no se limita a las mejoras del pensamiento crítico. Reconoce que el proceso pensante puede ser altamente excitante y emocional, y provee formas en las cuales los niños pueden discutir y analizar dichas emociones. CNV les brinda la posibilidad de darse cuenta de que el condicionamiento cultural  lleva a los niños a centrar la atención en el lugar en donde es improbable que encuentren lo que buscan. “Cuando damos desde el corazón, lo hacemos motivados por una alegría que nos sale desde adentro cada vez que deseamos enriquecer la vida de otra persona. Es algo que beneficia tanto al que da como al que recibe. Este último goza de lo que le ha sido dado sin inquietarse por las consecuencias que acompañan siempre a las cosas que se ofrecen por miedo, culpa, vergüenza o el deseo de obtener algo a cambio. El que da siente crecer su autoestima, una reacción que experimentamos al ver que nuestros esfuerzos contribuyen al bienestar de otra persona. Muy diferente y ajeno a las producidas por las conductas que esperan recompensa o el temido castigo.

3. Pensamiento Crítico

FPN abarca totalmente al pensamiento crítico, pero lo hace con gran intensidad y profundidad. Pensamiento crítico que es generalmente un añadido a una curricula ya existente, pero el FPN reconoce la necesidad que tienen los niños para manejar con veracidad lo que ellos encuentran problemático o enigmático.

CNV realiza una forma de pensamiento crítico que es el que hace la diferencia entre el pensamiento crítico del modelo de pensamiento dominante o para dominar (esto habría que desarrollarlo en los diferentes conceptos filosóficos de pensamiento crítico) y el pensamiento crítico que marca claramente la importancia de los sentimientos, las emociones y su relación con las necesidades de quienes se comunican en un marco de compasión y no de competencia y dominación, para ver quién gana o impone algo. Esto queda claramente expuesto por Marshall Rosenberg, cuando en sus talleres distinguía diáfanamente la diferencia de pensamiento entre el chacal y la jirafa; existe un video en tres partes de uno de sus magníficos talleres. (Es posible consultarlo en: https://www.youtube.com/watch?v=NiJH9_IJFUM)

Compartiendo una experiencia de talleres sobre CNV con estudiantes de la carrera de Sociología de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Guerrero, podemos notar diferentes pautas de conocimientos obtenidos al utilizar la Comunidad de Dialogo de Matthew Lipman y Ann Sharp, y las indicaciones de la importancia de cambiar la forma de observar de la CNV, de M. Rosenberg ajena a prejuicios, juicios moralizantes, indicaciones de bueno malo, correcto incorrecto, indicaciones del deber ser, del tiene que ser.

Nos encontramos los siguientes resultados, después de realizar los Talleres cambiando la forma de enseñanza y participaciones de los alumnos y del profesor-conductor de la comunidad de dialogo:

¿Qué me llevo?   (Taller vespertino)

• Me llevo una experiencia de haber compartido y escuchado las opiniones de mis compañeros, saber lo que sienten y lo que piensan, me hace pensar más en el trato que nos damos a diario cuando asistimos a la escuela, y por ello ser una mejor persona, no criticarnos, cambiar nuestra forma de comunicarnos a la cual ya estamos acostumbrados.

• Mucha paz y tranquilidad

• Muchas cosas, pero entre esas cosas que las cosas no son, muchas veces, como nos las imaginamos o creemos.

• Llevo una hermosa tranquilidad y aprendizaje en lo personal y agradecimiento de cómo estamos compuestos mediante nuestros sentimientos.

• Aprender más sobre lo que es dar algo por gusto, que darlo cuando es una obligación.

• La satisfacción de trabajar en equipo con mis compañeros en el mismo interés que yo, la capacidad de reflexión en temas que aparentemente son cotidianos, pero que no siempre comprendes.

• Me llevo primeramente la satisfacción de leer y escuchar temas que nunca me imaginé, convivir con algunos de mis compañeros de otro grupo, y escuchar los pensamientos de otras personas.

• En esta vida, la sociedad, el ser humano tiene decisión propia y cada quien piensa diferente; por naturaleza esto ocurre por como estamos en estos momentos.

• Me llevo una experiencia, un aprendizaje nuevo al comentar y compartir un tema con compañeros que conocía o creía conocer, puntos de vista desde otra perspectiva como también me llevo una gran satisfacción por haber asistido el día de hoy para experimentar y fomentar actividades que me hacen estar bien personalmente, físicamente y mentalmente.

• Una experiencia muy bonita, relajada y me llevó una alegría pues conviví con personas que no conocía.

• Me llevo gusto y placer de haber convivido con los compañeros de primero y una grata dicha de haber escuchado sus opiniones. Armonía es lo que plasman algunos de ellos quizás sea por el ejercicio planteado.

• Me llevo la disposición de ahora hacer las cosas de corazón y que tengo que usar la empatía de lo que tengo que hacer, no ser egoísta, pero también me llevo un buen sabor de boca de saber que aún hay gente buena en el mundo que quiere usar la comunicación no violenta pero no solo por conveniencia, sino más bien por satisfacción propia.

• De este taller me llevo enseñanzas que hagan pensar las cosas primero antes de ver a la persona. Una grata convivencia, ideas y puntos de vista de mis compañeros.

• Me llevo unas cuantas enseñanzas que pondré en práctica; me gustaron y me fueron interesantes todos los temas.

• Una buena experiencia, una grata felicidad de que solo de cerrar los ojos por unos minutos puedes sentirte en otro lugar.

• Una bonita experiencia, que me hizo reflexionar y sentirme feliz por quien soy, a pesar de mis errores.

• Me llevó a conocer cosas que quizá en mi persona no sean buenas, que posiblemente deba cambiar.

• Una experiencia agradable, la relajación es algo que casi nunca hago, y hacerla aquí me provocó una sensación muy buena, creo que la convivencia con compañeros de otro salón también es algo bueno que me llevo, ya que poco a poco nos comenzamos a llevar.

• Me voy con la idea de que no todos sabemos que necesitamos y por lo tanto no podemos expresar con buenas palabras a los demás, que exigir no me da la seguridad.

• A parte de una tranquilidad conmigo misma, y una paz, me llevo unos recordatorios sobre algunos valores que están perdidos y que debo ponerlos más en práctica.

• Una experiencia gratificante, conociendo una parte y compartiendo pensamientos y reflexiones.

• Me llevo un nuevo mensaje para que yo en lo personal lo aplique para mi vida personal, expresando mis sentimientos, identificando mis necesidades y no utilizar la violencia.

• Me llevo mucho de esta experiencia me dio gusto vivirla y pues aprendí de cada uno de mis compañeros, me llevo tranquilidad, paz por la meditación que tuvimos.

 

¿Qué aprendí?

• Aprendí, que la comunicación violenta, genera siempre violencia, a un estímulo siempre habrá una reacción positiva o negativa, ayudar siempre al que necesita apoyo, esa es mi prioridad, siempre que puedo lo hago.

• No juzgar a otro sin antes juzgarme yo.

• Que no hay que juzgar por las apariencias, a ser más sensible.

• Aprendí a conectarme conmigo misma y ver que los demás tienen distintos opiniones o puntos de vista, creo que seriamos un mejor mundo o buen pedazo de sociedad si pensáramos no solo en nosotros.

• En muchas ocasiones, no damos las cosas por un gusto de estar bien contigo mismo, no juzgar sin conocer a la persona, no hacer comentarios negativos.

• Que todos pensamos diferente.

• Aprendí a no juzgar sin conocer a la persona, de hacer críticas constructivas y no destructivas.

• A ser tolerante, aceptar que cada ser tiene un punto de vista diferente, respetar.

• Como ya comenté en la parte de arriba aprendí que no todos tenemos la misma forma de pensar y de actuar, aprendí cómo simples fundamentos nos abren un mundo por completo y, más que nada, aprendí a compartir y expresar pensamientos tanto  buenos como malos.

• Lo que aprendí fue a que no debemos de juzgar a una persona sin antes conocerla, también que si tú haces algo o das a otra persona sentirás una satisfacción enorme.

• Aprendí, grandeza, deseo de ser uno mismo; valorarte a ti mismo, es valorar a las demás, y creo yo ese es un valioso aprendizaje.

• Aprendí a cómo usar de una buena manera la comunicación no violenta, aprender a no expresarme mal, a que mis palabras no hieran a los demás, a observar antes de juzgar.

• Aprendí muchas cosas, como relajarme en momento donde el estrés me domine, inquietud o  el nerviosismo me dominen, también que puede ver las cosas desde un punto de vista diferente.

• Aprendí a observar más mi entorno, a no juzgar a las personas sólo por su físico y ser más tranquilo, no practicar la violencia.

• Que con una buena música relajante pueden pasar muchas cosas buenas.

• Aprendí a comunicarme de manera constructiva con los demás, a no sentirme el mejor, sino que me hace sentir mejor.

• Aprendí como todos, creo yo, a compartir con los demás: en este caso lo que sé y lo que pueda compartir de corazón y sobre todo no juzgar a la gente sin antes conocerla, observo-conozco, luego juzgo pero al juzgar debo de ser cortés y no herir.

• Cosas que ya sabía con relación a los temas que se dialogaron en el tiempo del taller, es decir, recordar los valores, respetar a los demás no sólo andar juzgando por la apariencia sin antes conocer.

• Que no todos estamos de acuerdo en algo, pero tampoco lo tenemos claro.

• Aprendí a diferenciar entre empatía y lástima, a dar desde el corazón es realmente hacerlo desde el corazón, conocerme más a fondo no dejarme llevar por la sociedad.

• Escuchar y callar menos.

• Aprendí que no debo de juzgar a alguien sin antes haberla tratado para tener otro concepto de ella o ellos.

 • Aprendí a ser mejor persona, y aprendí mucho de los tres equipos de cada ejemplo que nos expusieron y pues sí, aprendí a darme cuenta que debemos dar algo pero que nos salga del corazón no por lastima.

 

¿Qué cambiaría?

 • Cambiaría mi actitud, ante la vida, para mí, seré más expresiva en mi cariño.

• Mi agresividad al momento de sentirme agredida o incómoda.

• Sensibilizarme un poco más ante ciertas cosas.

• Pues la verdad a todo lo escuchado creo que cambiaría un poco esa forma de ser tan mía, de cómo ver a los demás tratará, decir está persona es así y así y mejor no decir nada, meditar y pensar que quizás te pase eso o se ven así por “X” motivo.

 • Ser más generoso, no ser egoísta, solo con mis ideas.

 • Mi razonamiento y mi sensibilidad

 • De mi cambiaría mis formas de pensar, no todas, algunas, observar a mi alrededor sin juzgar o criticar.

• Buscar, romper patrones, dogmas, reglas, que se nos han impuesto desde niño y buscar proponer soluciones no problemas.

• Cambiaría mi forma de ser, más que nada el habito que llevo a diario, esa rutina, mi forma de expresión porque a veces es un poco fuerte, afrontaría problemas pero con mucha más delicadeza.

• Lo que cambiaría sería que no voy a juzgar a las personas sin antes conocerlas, porque realmente era algo que hacía y solo por hacer una observación ya no le hablaba y que vi que es esta mal.

• Cambiaría mi forma de ser y mi aprendizaje.

• Cambiaría muchos aspectos de mi vida cotidiana tales como mi comportamiento con los demás, pero sobre todo trabajar mi espiritualidad, tener más paciencia.

• Empezaría primero el cambiarme a mí como persona, mi modo de ser y de tener en cuenta, la situación de las personas.

 • Cambiaría la forma de ver a las personas, quiero ser aun más sincero, tratar de no ser violento y dar más consejos constructivos.

• Valorar las cosas como estas y no dejar pasar cada oportunidad que me da la vida.

• Cambiaría mi negatividad sobre mi propia persona, y sobre lo que pienso que podrá suceder de manera negativa.

• Por último lo que cambiaría en este caso es seguir conociendo a las personas sin antes juzgar, mejor conocer y tratar de ser amable y no mala onda.

• La forma de organización cuando se trabaja en equipo, ya que como no a todos se les da eso, no sé trabajó como debería.

• El exigir algo, el presionar a los demás, el sentirme superior.

• No escuchar lo que la sociedad quiere de mí, más que nada hacer lo que yo realmente quiero para mí, y por hacerlo por mí.

• Lo desesperado que soy.

• Mi manera de juzgar sin conocer a las personas que están en mi entorno.

• Respecto a la exposición, “Dar desde el corazón” cambiaría el ser más caritativa con las personas que necesiten algo, para sentirme bien conmigo misma, para tener una mejor autoestima y sobre todo sentir lo que hago, sentir darlo con corazón, sentirme mejor conmigo misma y no juzgar a las personas antes de conocerlas, algo que todos cometemos juzgar sin vernos en un espejo.

¿Qué me llevo?   (Taller matutino)

 • Me llevo un poco de conocimiento acerca de tres puntos muy importantes para nosotros y normalmente que no comprendemos del todo para aplicarlos a nuestra vida diaria.

 • Una nueva visión hacia mi vida.

 • Una bonita experiencia, cosas que jamás había vivido, la meditación y convivencia con mis compañeros me agrado mucho, fue bonito darme la oportunidad.

 • Una forma nueva de ver todo esto de los sentimientos y emociones.

 • Un aprendizaje colectivo, una experiencia de compartimientos personales.

 • Un gran aprendizaje, una muy buena lección, es algo que me hizo abrir un poco mas mi mente a la hora de pensar o analizar las cosas.

 • Una nueva perspectiva de las cosas, un mejor ver.

 • La experiencia de que el estar bien conmigo mismo es importante, para poder tener el control o poder llevar otras cosas.

 • Me llevo una mejor opinión de mis compañeros, también una mejor perspectiva de lo que realmente es la comunicación.

 • Me llevo una buena experiencia en grupo, una reflexión en la manera de comunicarme con los demás.

 • Una plática buena, donde creo que debemos hacerla más seguido, es de reconocer a nuestra persona.

 • Tranquilidad

 • Un poco de relajamiento y también ideas para relacionar emociones y necesidades.

  • Una gran experiencia, aprendí nuevas cosas acerca de como expresar correctamente mis emociones, a pensar siempre y hacer las cosas bien para atraer personas igual.

 • Una amistad, una experiencia y recuerdos.

 • El aprendizaje de una forma de comunicación más concreta y amigable, por decirlo de algún modo.

 • Me llevo una experiencia muy grata, una convivencia muy buena y tranquilidad, que fue lo que más sentí.

 ¿Qué aprendí?     

 • Aprendí que todos tenemos y pensamos muy diferente y que también expresamos nuestros sentimientos adecuado a la situación que estamos.

 • A ver diferente, la forma de juzgar a las personas.

 • A tomar más conciencia de mis actos y de mis sentimientos, no ser una persona explosiva, tener consideración sobre lo que pasa en mi vida diaria.

 • Cómo manejar mi vida y mi forma de verla.

 • Escuché los puntos de vista de mis compañeros, me agradó saber que nuestros conceptos son semejantes y que todos somos capaces de desarrollar con intensidad nuestras emociones o sentimientos de manera prudente y correcta.

 • Una manera de ver las cosas, estoy pasando por un mal momento en mi vida, así que esto me ayudó a comprender las cosas, a saber el por qué pasan las cosas, la verdad me ayudo mucho.

 • A sentir lo ajeno, a ver con otros ojos.

 • Sobre, que existen otras formas de comunicación entre las personas, para resolver algún problema.

 • Creo que lo que más he aprendido es como mejorar mi comunicación, me di cuenta que es muy difícil comunicarse con los demás sin que uno llegue a mal interpretarlo, soy más consciente de mi propia manera de hablar y expresarme.

 • Aprendí a tener, o saber cómo tener una mejor y buena comunicación sin violencia siendo observador y sin tener  prejuicios.

• A tolerar, a participar en los sentimientos propios, donde pocas veces.

• Lo importante que es relacionar nuestras emociones con nuestras necesidades.

• Que todos somos diversos.

• Cuáles son las necesidades correctas que necesitamos, a aprender a cómo manejar las emociones.

• Un sentimiento siempre va ser por un estimulo, el estimulo puede ser por algo que necesito. Ejemplo: ahorita tengo hambre y me empecé más a molestar.

• Lo que es la observación y la objetividad en el lenguaje y en la convivencia

• A tomar en cuenta mis necesidades y emociones para saber que quiero en la vida, tomar en cuenta a los demás.

 

¿Qué cambiaría?

 • Cambiaría un poco en la forma de expresarme y pensar y sobre todo tratar de actuar de forma no violenta para no ocasionar conflicto con las demás personas.

 • Mi forma de reaccionar ante algunas situaciones.

 • De mi, cambiaría mi mal humor, ser más consiente ser más libre en mis opiniones, perder el miedo a expresarme.

 • Mi autoestima.

 • Mi manera de expresar que sea más abierta, regularmente soy tímida y miedosa, una vez suelta puedo ser libre dejando a un lado mis prejuicios.

 • Mi forma de ser, de expresarme, porque yo sola me bloqueo y no puedo observar, no sé diferenciar mis emociones o expresar mis sentimientos y es más difícil que sepa cuáles son mis necesidades.

 • Mi forma de ver por arriba y ahora observar, analizar y sentir.

 • La forma negativa de pensar sobre las cosas.

 • Lo que cambiaría de mi tal vez es como me comunico tomar una mejor conciencia de mi mismo al momento de querer expresar algo.

 • Mi forma de pensar y actuar, a veces sin pensarlo nos comunicamos siendo agresivos y violentos.

 • Mi actitud y forma de verla, conocerme hará cambiar mi forma de ser.

 • Todo el tiempo cambia todo.

 • Mi forma de “catalogar” a las personas y conmigo.

 • Pues absolutamente nada.

 • A comprender más mi cuerpo, sentimientos, emociones, pensamientos.

• Mi forma de comunicarme y escuchar a las demás personas.

• Las formas de ver la vida y las cosas que me suceden, para mejorar conmigo y con los demás.

Como quedan comprobadas las bondades de ambas propuestas; el de FPN y de la CNV en los comentarios de los estudiantes que vivieron una experiencia de aprendizaje donde lograron en una sola sesión manejar adecuadamente diferentes y diversos conceptos que cuestionaron la comunicación violenta, así como el método de premio y castigo; ya que se desenvolvieron con toda naturalidad buscando, desde otra óptica, sus sentimientos, emociones y la relación con algunas de sus necesidades sin tener la mira en la búsqueda de premio/recompensa o el temor al castigo o evaluación.

Referencias

Marshall Rosenberg, Life enriching education: Nonviolent Communication Helps Schools Improve Performance, Reduce Conflict, and Enhance Relationships.

Descargar artículo:
A %d blogueros les gusta esto: