RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

Granados Chapa: Analista y crítico pionero de los medios

Descargar artículo:
  • Maestro que marcó a generaciones
  • A lo largo de su camino profesional, tanto en su faceta como docente, al tiempo que desde la trinchera periodística, las aportaciones de Miguel Ángel Granados Chapa al trabajo académico y de investigación fueron múltiples y por demás significativas.

Fotografía: Miguel Ángel Granados Chapa – Por Jorge Tirzo para RMC

Por Alma Rosa Alva de la Selva

Publicado originalmente en la RMC 129

Disponible a la venta como Kindle Ebook

En tiempos y momentos en los que pocos reparaban en el creciente ascenso en la escala del poder de los industriales de los medios electrónicos, el entonces profesor hacía notar a sus alumnos la importancia de ese proceso y sus variadas expresiones. Entre éstas, una concentró la atención del también abogado: el régimen legal de la radio y la televisión del país, asunto que concentró muchos de sus esfuerzos docentes y que además se convirtió en uno de los temas centrales a lo largo de la trayectoria en los medios del autor de “Plaza Pública”.

El texto que quizás muestre de manera más fehaciente la preocupación de Granados Chapa de que no se perdiera de vista la conexión entre tales problemáticas, lo sea un trabajo fundacional sobre el tema que seguramente muchos recordarán: “La Televisiónde Estado. En Busca del Tiempo Perdido”, donde documentó, a propósito de su análisis sobre la situación de la TVno lucrativa, el episodio en el cual surgió el llamado tiempo fiscal, la oposición  y  las consiguientes presiones de los industriales para cubrir ese impuesto.

Con argumentos contundentes y un análisis a fondo, el periodista hizo notar la satisfacción de los concesionarios no sólo con el acuerdo que se tomó desde las cúpulas para resolver el diferendo de los tiempos del Estado, sino también la abierta complacencia de los industriales con las modificaciones que consiguieron para contar con  una legislación favorable a sus intereses. Un tema que arranca incluso tiempo atrás de la Ley Federalde Radio y Televisión de 1960, para llegar a los momentos de la llamada Ley Televisa….

Publicado en 1972, en medio de una etapa de confrontación entre el régimen de Luis Echeverría y los empresarios de los medios, ese ensayo reveló pasajes prácticamente inéditos sobre los orígenes de la televisión en México, que en buena medida contribuyeron a explicarse por quéla TVdel país pudo asumir el modelo que le permitió convertirse en un consorcio dominante, al mismo tiempo que enclave de poder. En las primeras líneas de tal ensayo memorable, Granados Chapa señalaba:

Cuando se estableció en México la televisión, al mediar este siglo, el Estado decidió entregarla a la gestión de los intereses privados. Advertido tardíamente de la enorme fuerza de modelación social representada por ese medio de difusión colectiva, en la última década ha comenzado una búsqueda del tiempo perdido para tratar de lograr una participación mayor en el hacer televisivo, además del papel de regulador que desde siempre se atribuyó.

Así pues, el destacado periodista hidalguense fue, al lado de unos cuantos estudiosos y analistas más, pionero en el abordaje de un tema que se convertiría en una vertiente de trascendencia para la investigación en comunicación en el país, como de numerosas tesis y ensayos sobre el tema.

 

Ámbito virgen

El derecho a la información fue también otro de los tópicos con los que se comprometió, sobre todo en su paso por la docencia, cuando reflejó a través de varios trabajos un claro interés por la investigación. En un ensayo publicado en 1980, Granados Chapa revisaba la trayectoria, naturaleza y contenido de dicho campo, así como propuestas básicas para reglamentarlo. Ello, en momentos en los que el tema despuntaba apenas….

No concluyen ahí los aportes del otrora profesor universitario para el quehacer académico. Habrá que anotar también el énfasis puesto en la importancia de conocer y analizar a fondo la estructura, funcionamiento y desarrollo de los medios mexicanos, especialmente los electrónicos, prioridad que luego aplicaría al campo de las telecomunicaciones.

Fueron muchos los textos en los cuales el maestro revisó aspectos de lo que llamó “el fenómeno periodístico mexicano”, mismo que puntualizaba, era un ámbito virtualmente virgen para la investigación, pues “casi no existen trabajos de campo que aporten materia prima para el estudio conjunto y la reflexión”, y se inquietaba ante la constatación de la dificultad de saber, “con certidumbre siquiera, el número de diarios que se publican en México”. Un punto importante de su análisis de la prensa radicó en identificar que ésta “refleja muy fielmente la estructura social, económica y política en que se halla inserta”.

Habida cuenta que a pesar de ser insuficiente, el conocimiento sobre la historia y desenvolvimiento de la TVdel país estaba siendo registrada por algunos estudiosos, Granados Chapa insistió reiteradamente, ya sea en sus trabajos periodísticos o incluso en alguno de sus libros (por ejemplo, Examen de la Comunicación en México), en la necesidad de ahondar en ello, ante el vacío de “un gran proyecto” parala TV en México y en particular, de la televisión del Estado.

Pero, sobre todo en su etapa como profesor universitario, Granados subrayó la urgencia de mirar hacia la radio, un medio de gran arraigo en la sociedad mexicana pero escasamente estudiado. En 1978, en una memorable conferencia enla Facultadde Ciencias Políticas y Sociales dela UNAM, el maestro lanzó al aire una serie de afirmaciones que detonaron en muchos un vivo interés por estudiar el desarrollo del medio hertziano, que en esos años superaba con creces la penetración televisiva:

La radio sigue siendo hoy probablemente la gran desconocida de los medios de comunicación. Las solas cifras de hogares con radio y hogares con televisión bastarían para darnos una señal del grado de preocupación que la radio debiera merecernos […] Y sin embargo, sabemos bien poco de la radio.

Eran tiempos en los que la radio comercial, el segmento predominante en el dial, había convertido al medio en una “radio disquera”, una caja transmisora de música para enormes audiencias. A pesar de ello, su presencia era un tanto inadvertida ante el creciente impacto social de la “pantalla chica”. Pocos, muy pocos reparaban en la relevancia social de ese medio que hoy como ayer se cuela en los resquicios cotidianos y que ha sido por largos años mucho más que un mero acompañante. Y uno de ellos, justamente era el maestro Miguel Angel…

Así pues, tanto en su faceta de académico como en su trabajo en los medios, las aportaciones de tan destacado profesional vienen a ser un importante legado, al tiempo que un trascendente compromiso para el trabajo de investigación, muchos de cuyos itinerarios actuales él proyectó. Hay maestros y periodistas que marcan generaciones. Miguel Ángel Granados Chapa es uno de ellos.

 

Profesora e investigadora dela FCPySdela UNAM.

Enhanced by Zemanta
Descargar artículo:
A %d blogueros les gusta esto: