RMC es una publicación del Departamento de Ciencias de la Comunicación - Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa

Granados Chapa y la historia de la prensa

Descargar artículo:
  • Un maestro que estimuló vocaciones.
  • El estudio del periodismo en México cuenta ya con un acervo  proveniente de disciplinas diversas: la historia, la comunicación, la sociología, la economía política… La bibliografía es extensa y continúa ampliándose.
  • Buena parte de ese desarrollo se debió al envión dado por Miguel Ángel Granados Chapa.

 

Por Florence Toussaint

Publicado originalmente en la RMC 129

Disponible a la venta como Kindle Ebook

Miguel Ángel Granados Chapa siempre quiso convertirse en periodista y logró serlo cabalmente. De niño le gustaba el olor de la tinta, revisaba los periódicos a su alcance en su natal Pachuca, trabajó en una imprenta limpiando la maquinaria cuando apenas tenía 13 años.  Ya enla Universidadcomenzó a escribir en publicaciones periódicas. Su vida profesional la dedicó al periodismo, alternando éste con la docencia, la pesquisa histórica, los programas de radio; fue timonel de revistas, periódicos y emisoras.

El trato con la pluma, las noticias, los acontecimientos cotidianos, lo público, formaron su mundo. Tal ejercicio consumió gran parte de sus horas, disciplina férrea sólo entendida a la luz de una pasión indeclinable.

¿Cuándo se despertaron en él las ganas de escribir biografías de periodistas del siglo XIX y así de indagar en épocas idas? Parece probable que su amor al terruño se combinara con el encargo de escribir sobre Vicente García Torres1, director de El Monitor Republicano, en el centenario de su nacimiento. También resulta probable que su amor al periodismo lo llevara a escudriñar el trabajo de colegas predecesores o contemporáneos2, a impulsar el desarrollo de una historia de la prensa en México sistemática, documentada, científica.  Quizá su paso por el aula de la gran pionera en estos estudios, María del Carmen Ruíz Castañeda, lo alentara a ir del presente al pasado buscando pistas para explicar los fenómenos actuales. En fin, más allá de los motivos, Granados Chapa se fue aficionando a la historia e impulsó a sus alumnos a indagar, ampliando los horizontes de esta disciplina.

Uno de los grandes proyectos que inició fue el de constituir un grupo, con jóvenes egresados de la carrera de periodismo, con objeto de seguir la pista al desarrollo de la prensa desde la perspectiva moderna para escribir varios libros acerca de la historia de los medios en México. Un trabajo de largo aliento que debía abordarse a partir de las primeras hojas volantes del siglo XVII y llegar hasta los tiempos que corrían, es decir: hasta los años ochenta.

Invitó a veinte compañeros a que formáramos cinco equipos para abordar cuatro siglos de historia de la prensa y el desarrollo de la radio y la televisión en el siglo XX.  Una oficina, buenos sueldos y sostén para hacerse de materiales dieron el primer impulso. Lamentablemente, la partida presupuestaria que venía del gobierno cesó con algún cambio de funcionario y solamente avanzamos, cada equipo en su tema, en desbrozar el camino. Sin embargo este  lanzamiento inicial dio frutos más adelante en investigaciones, tesis e incluso en vocaciones.3

Granados Chapa nos dejó desarrollar la metodología.  Fue un ejercicio enriquecedor pues aunque al principio nos sentimos un poco desorientados, pronto encontramos rumbo. Entonces el maestro nos corregía brindando todo su conocimiento de las fuentes y el manejo de las mismas. Nos enseñó la importancia de la historia pues el pasado ilumina, explica, favorece la interpretación del presente.  Los ancestros sirven de modelo a seguir o rechazar, sin antecedentes acreditados quedan lagunas para conocer a profundidad lo actual. No propuso un texto, un manual, un libro. El trabajo iba haciéndose sobre la marcha. Eso sí: exigía datos, sustento, pruebas de lo que escribíamos. Y especialmente rigor lógico, argumentativo. No aceptaba obviedades ni tautologías, era dable ejercitar la imaginación siempre y cuando ésta se apoyara en datos de la realidad.

La guía para las indagatorias dio lugar a una especial manera de interpretar los hechos. “La objetividad en el periodismo no existe”, afirmaba. Nosotros rebatíamos con ánimo de avivar la polémica.  Entonces señalaba las razones por las cuales dicha objetividad para él era una construcción del investigador que se situaba en un punto de vista, el cual era resultado de sus antecedentes intelectuales, formación académica y práctica. Sin embargo esa parcialidad podía ser falsa o verdadera; en el primer caso sustentada en datos, cifras, relato de acontecimientos sucedidos; en el segundo fabricada con la sola intención de afirmar la propia mirada de las cosas, de adoctrinar o de ejercer el dominio. En la verdadera tendrían que ser expuestos de manera clara las convicciones del autor,  en la segunda éstas serían escamoteadas o bien tergiversadas, escondidas bajo un barniz racional.

Hoy el estudio del periodismo en México cuenta ya con un acervo de investigaciones,  metodologías provenientes de disciplinas diversas: la historia, la comunicación, la sociología, la economía política, de un cuerpo académico sólido cuyos miembros ejercen en distintas universidades públicas y privadas del país.  La bibliografía es extensa y continúa ampliándose.  Buena parte de ese desarrollo se debió al envión dado por Miguel Ángel Granados Chapa, a sus enseñanzas ofrecidas con la palabra en el aula y con su ejercicio diario de periodista.

 

Notas

1) Vicente García Torres. Monitor de la República, México, SEP, 1968.

2) Alfonso Cravioto: un liberal hidalguense, México, Océano-Gobierno del Estado de Hidalgo, 1984; Francisco Martínez dela Vega, Terra Nova, Consejo Nacional de Recursos parala Atención dela Juventud, México 1986.

3) Gran parte de sus enseñanzas se encuentra recogido por sus ex-alumnos en el libro coordinado por Rosalba Cruz Soto, Yolanda Zamora Casillas y Juan Romeo Rojas Rojas, titulado Miguel Angel Granados Chapa, maestro y periodista, FCPYS-UNAM, México, 2008.  ISBN 978-607-2-00276-0

 

Profesora e investigadora dela FCPyS dela UNAM.

Enhanced by Zemanta
Descargar artículo:
A %d blogueros les gusta esto: